Sustentabilidad

Air France-KLM: primer vuelo ecológico de larga distancia

Un Airbus A350 de Air France-KLM voló de París a Montreal con biocombustible, producido por la petrolera Total, reciclando aceite de cocina usado.

Promoviendo la sustentabilidad, Air France-KLM realizó, en sociedad con Total, ADP Group y Airbus, su primer vuelo de larga distancia utilizando biocombustible o SAF (Sustainable Aviation Fuel, Combustible de Aviación Sustentable).

Se trata del AF342, un Airbus A350 que despegó del aeropuerto de Charles De Gaulle, de París a las 15.40, voló a Montreal, donde aterrizó. En sus tanques, el avión utilizó SAF producido por la petrolera francesa Total. A su vez, esta empresa produjo el carburante reutilizando aceite de cocina usado, procesado en su biorrefinería de La Mède, en la región de Bouches-du-Rhône, y en su planta de Oudalle, en la región de Seine-Maritime.

En concreto, el SAF obtenido es el primero “Made in France”, que ha obtenido además la International Sustainability & Carbon Certification (ISCC) por parte de la Unión Europea.

Cabe aclarar que se utilizó apenas un 16% de todo lo que dispuso el avión para llegar a Montreal. Sin embargo, ese pequeño porcentaje permitió ahorrar un total de 20 toneladas de CO².

La legislación francesa prevé que se incorpore un 1% de biocombustible en todos los vuelos iniciados en Francia a partir de 2022, incrementándose a 2% para 2025 y a 5% para 2030. En consecuencia, Total espera producir sostenidamente biocombustible desde 2024.

Biocombustible para cuidar el medio ambiente

Ya en 2009, KLM realizó su primer vuelo utilizando SAF. Desde entonces, el grupo entero ha venido desarrollado diversos programas innovadores. De hecho, ha realizado un total de 78 vuelos, de 2014 a 2016, utilizando biocombustibles provistos por Total.

Te puede interesar: Air France-KLM: la compañía que más trabaja por la sustentabilidad

“El Grupo Air France-KLM está comprometido desde hace mucho tiempo con la reducción de su huella medioambiental. Junto con la renovación de nuestra flota, los combustibles aéreos sostenibles (SAF) son la principal acción a mediano plazo que podemos implementar para reducir a la mitad nuestras emisiones de CO2 por pasajero/km para 2030. Por lo tanto, el SAF está en el centro de nuestra estrategia, junto con el eco-pilotaje y la neutralidad de carbono en nuestras operaciones en tierra. Francia tiene hoy en día la oportunidad de posicionarse como líder en la producción y utilización de combustibles sostenibles, y estamos haciendo todo lo posible para contribuir a ello junto a nuestros socios. Hacer emerger una industria francesa económicamente viable para todos los actores es una prioridad estratégica para el país y para el Grupo”, comentó Benjamin Smith, CEO del grupo Air France-KLM.

Temas relacionados