Chile

Arica: la Ruta de las Misiones

Ubicada en la Región de Arica y Parinacota, a ruta es uno de los secretos patrimoniales mejor guardados del norte chileno.

La Ruta de las Misiones es una invitación a contemplar el paisaje andino a través de los ojos de sus propias comunidades. Emplazada en el altiplano de la Región de Arica y Parinacota, es una ruta sagrada que dio vida a pueblos coloniales con una marcada influencia indígena y española. Sus iglesias, sus terrazas de cultivo, y sus profundas tradiciones de más de 10 mil años, fueron adquiriendo una identidad cultural en común, consagrada en el gran estado Tiwuanaku y sus sucesores aymaras.

Las iglesias andinas de Arica y Parinacota son hitos principales del paisaje cultural, construidos con piedras, tierra y paja brava en medio de la Naturaleza sorprendente de los valles, sierra y altiplano. Originadas a partir de fines del s. XVI en torno a la Ruta de la Plata de Potosí, que conectaba el legendario mineral con el puerto de Arica, las iglesias son resultado del sistema español de ocupación del territorio sur andino. Los sencillos templos dan cuenta hasta hoy del complejo encuentro de la cultura ancestral sur andina con la influencia religiosa y cultural europea. Se trata de templos misionales, visitados esporádicamente por párrocos y religiosos, que han sido custodiados como tesoros por sus comunidades mediante los cargos tradicionales de mayordomos, fabriqueros y cantores, convirtiéndose en refugios de la rica espiritualidad y cultura ancestral andina. Hasta hoy, los templos son el eje de la vida comunitaria andina, donde celebran nacimientos, defunciones, fiestas patronales y las muchas festividades religiosas asociadas al ciclo anual agrícola. Las iglesias andinas son hitos principales y patrimonio vivo del territorio de Arica y Parinacota, Paisaje Cultural de América.

Home (2).jpg
La Región de Arica y Parinacota es rica en pueblos altiplánicos de gran valor patrimonial.

La Región de Arica y Parinacota es rica en pueblos altiplánicos de gran valor patrimonial.

Los pueblos de la Ruta de las Misiones se han diseminado en un medio hostil que es el altiplano chileno. Vieron florecer y fructificar las plantas oriundas como la papa, la quinoa y el chañar, que ascendieron hasta alcanzar la puna o la estepa de altura, brindándole subsistencia a los rebaños auquénidos como las vicuñas, llamas, guanacos y alpacas.

Belén.

Es uno de los pueblos más icónicos de la Ruta de las Misiones, y fue el primer pueblo precordillerano durante la época colonial. Esta importancia histórica se traduce en su conjunto arquitectónico y sus calles pavimentadas con piedra canteada.

Cuenta con dos iglesias, la iglesia antigua y la nueva iglesia, representativa del estilo barroco andino. Sin duda, este lugar presenta una arquitectura impresionante, ideal para los amantes del arte y de la cultura.

Belen.jpg
 Belén cuenta con dos iglesias, las más antigua es del siglo XVI.

Belén cuenta con dos iglesias, las más antigua es del siglo XVI.

Poconchile.

En medio del Valle de Lluta se encuentra Poconchile, un pueblo preincaico considerado un lugar de descanso para la ruta que va al altiplano chileno. Dentro de sus atractivos destacados está la iglesia San Jerónimo de Poconchile, fundada nada menos que en 1605.

En sus alrededores encontrarás sitios arqueológicos de asentamientos prehispánicos y artesanía fabricada con productos de la zona.

Foto3- Poconchile.jpg
Poconchile cuenta con sitios arqueológicos en sus alrededores.

Poconchile cuenta con sitios arqueológicos en sus alrededores.

Putre.

Putre es uno de los tesoros del altiplano chileno, ubicado a 3.500 msnm. Entre verdes valles se encuentra este pueblo a los pies del cerro Taapaca (Nevados de Putre). Cobró importancia a fines del siglo XVI, cuando comenzó a funcionar como centro de abastecimiento para las caravanas de mulas que se transportaban desde Potosí (Bolivia) al puerto de Arica. Destaca su iglesia y la plaza principal. Desde aquí se puede conocer el Parque Nacional Lauca.

Socoroma.

Socoroma parece esconderse en la serranía precordillerana, a pocos kilómetros de Putre. Es un pueblo precolombino que funcionó como enclave de comunicación y asiento de soberanía para la sierra y el Valle de Lluta. Hoy en día se cultivan vegetales y flores en las terrazas de cultivos de las montañas.

La primera iglesia se levantó en 1560 y fue restaurada en los siglos XVII y XIX. La iglesia y el campanario resultan imponentes, considerando la tradicional mesura de la arquitectura andina.

Foto 5 Socoroma.jpg
Socoroma funcionó como enclave de comunicación y asiento de soberanía para la sierra y el Valle de Lluta.

Socoroma funcionó como enclave de comunicación y asiento de soberanía para la sierra y el Valle de Lluta.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook