COLOMBIA

Bogotá: 9 sitios que no te puedes perder

Una nómina con 9 sitios para visitar en Bogotá y no perderse lo más trascendente de esta ciudad de Colombia que lo tiene todo.

Ubicada a más de 2.500 m. de altura, Bogotá, capital de Colombia, es una de las metrópolis más grandes de Latinoamérica. Sus visitas imperdibles nos ofrecen actividades tan variadas como visitas por calles empedradas y museos, noches llenas de buena música y mucho baile.

Aquí algunos lugares para los que se preguntan qué hacer en Bogotá o están de vacaciones en Bogotá:

La Candelaria.

Bogotá la candelaria.jpg

El corazón de Bogotá es el barrio de La Candelaria. Casas coloniales que se alinean en las calles empedradas que suben y bajan, puertas trabajadas y ventanas de hermosas rejas, se alternan con bares bohemios y pintorescos restaurantes. Ideal para caminar sin apuro y dejarse sorprender por los muchos sitios para visitar.

Museo Botero.

Bogotá Museo de botero

En La Candelaria se encuentra el museo dedicado a la obra del mundialmente reconocido artista antioqueño. Allí se pueden apreciar 123 de sus pinturas, esculturas y dibujos. También pertenece a su acervo la colección privada de Botero, con 85 obras de grandes artistas internacionales de la talla de Renoir, Dalí, Chagall, Picasso, Miró y Bacon, entre otros.

Parque de la 93.

Uno de los centros gastronómicos de la capital de Colombia es el que rodea al Parque de la 93. Restaurantes, bares, cafés, pubs y tiendas se ubican alrededor de esta gran plaza, que se ha convertido en uno de los lugares de moda de Bogotá. La exclusiva zona reúne propuestas variadas y cosmopolitas que atraen a gran cantidad de gente.

Museo del Oro.

Bogotá Museo del oro

Considerado como el museo más importante de Colombia, el Museo del Oro tiene una exposición permanente que cuenta la historia de la relación que tenían con éste y otros metales las sociedades prehispánicas. Las impresionantes piezas de enorme belleza y gran nivel de detalle se distribuyen en cuatro salas donde se aprecia cómo se trabajaban los metales y la simbología que se les daba en la Colombia prehispánica.

Cerro de Monserrate.

Bogotá Monserrate.jpg

El cerro de Monserrate parece custodiar la capital de Colombia desde lo alto. Se puede subir, tanto de día como de noche, en funicular, teleférico o escaleras. Desde lo alto se aprecia una vista deslumbrante de la ciudad. Una vez arriba es posible visitar el Santuario del Señor Caído, importante centro de peregrinaciones concluido en 1657. Hay tiendas de artesanías, restaurantes y puestos de comidas típicas.

Casa Museo Quinta de Bolívar.

Bogotá quinta de Bolívar

La Casa Museo Quinta de Bolívar fue regalo del gobierno de Nueva Granada al Libertador tras la Guerra de Independencia. Allí vivió en forma esporádica durante cuatro años. En 1922 fue restaurada para convertirla en museo. Hoy variados objetos personales, mobiliario y escritos de Bolívar permiten comprender parte de su vida. Capítulo aparte merecen los hermosos jardines, un verdadero oasis en medio de la ciudad.

La T y la Zona Rosa.

La Zona Rosa es uno de los barrios más exclusivos de la capital de Colombia, con una amplia oferta gastronómica y comercial, y el lugar ideal para salir de noche en plan de diversión a sus muchos bares. Dentro del área, se destacan dos peatonales que forman una letra T en el trazado urbano, y reúnen gran cantidad de restaurantes y bares de moda, centros comerciales y áreas de entretenimiento.

Usaquén.

Bogotá Usaquen

Primero lugar de asentamiento indígena, luego poblado colonial de grandes haciendas y finalmente un barrio más en la urbe, que conserva su arquitectura colonial, Usaquén es una de las zonas más encantadoras. Los domingos, a su belleza tradicional se suma un atractivo mercado de pulgas en el que se encuentran regalos, artesanías, dulces típicos, antigüedades y artículos usados. En los alrededores, la oferta de restaurantes también merece una visita.

La Calera.

Bogotá La Calera

El mirador de La Calera es probablemente uno de los mejores lugares para ver Bogotá desde las alturas y capturar las panorámicas. A 9 km. hacia el noreste de la ciudad se encuentra el serpenteante camino donde colombianos y visitantes se detienen a mirar y a tomar un canelazo. Puede ser simplemente al paso o en alguno de los bares y restaurantes.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook