Norte Argentino

10 paseos para conocer San Fernando del Valle de Catamarca

Un enorme tesoro por descubrir es Catamarca, cuya puerta de ingreso es su capital, donde podemos hacer algunos de los siguientes paseos...

En la región Noroeste de Argentina, Catamarca es uno de esos tesoros que falta descubrir, una provincia de paisajes inspiradores y con una cultura viva. Alberga unos 400 mil habitantes, de los cuales 200 mil residen en la ciudad capital, San Fernando del Valle. De ella hablaremos aquí.

Enmarcada por las sierras de Ambato –al Oeste– y del Ancasti –al Este–, San Fernando del Valle despliega los siguientes atractivos:

Catedral Basílica Nuestra Señora del Valle.

Ubicada alrededor de la plaza 25 de Mayo, el Santuario de la Virgen del Valle atrae anualmente a miles de peregrinos. El templo actual es el tercero levantado en ese lugar: se inauguró sin terminar en 1869; y la obra definitiva concluyó en 1875. Declarado Monumento Histórico Nacional en 1941, es considerado uno de los edificios más importantes del neo-renacentismo italiano en el país.

Sus fabulosos vitrales representan el hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle, su coronación y algunos de sus milagros, entre otros.

Destaca el Camarín, una pequeña capilla detrás del altar, se puede apreciar la imagen ubicada en una base giratoria a la vista del público durante las celebraciones. Se accede desde el patio lateral izquierdo por gastadas escaleras de mármol, una para ingresar y otra para salir, con paredes laterales repletas de exvotos de oro y plata.

Quienes deseen conocer más sobre la Virgen del Valle, patrona nacional del Turismo, deben visitar el Museo ubicado en el edificio del exObispado de la ciudad.

Iglesia de San Francisco en Catamarca.

A una cuadra de la plaza 25 de Mayo se encuentra la bella Iglesia de San Francisco, Monumento Histórico Nacional desde 1941. Su fachada y campanario de estilo barroco se complementan con la plazoleta exterior, donde resalta la estatua de Fray Mamerto Esquiú, fraile, filósofo y político de origen catamarqueño, célebre orador de la Constitución Nacional de 1853.

catamarca iglesia san francisco.jpg

También permite tener una bella perspectiva de la calle Esquiú, que tiene como telón de fondo hacia el oeste las cumbres del cerro Ambato. Su altar mayor es de mármol, construido en Buenos Aires en 1916, y la puerta de entrada muestra una gran riqueza, resaltando figuras antropomorfas con rasgos indígenas. Además, destaca la Virgen de Nuestra Pura y Limpia Concepción, traída por los franciscanos en el siglo XVI.

Museos de Catamarca.

Creado en al año 1943 por Fray Salvador Narváez, el Museo Arqueológico Adán Quiroga es considerado el reservorio más importante del patrimonio cultural catamarqueño. Se destacan piezas de cerámica de las culturas aguada, cóndor huasi, ciénaga, santa maría y alamito, entre otras. Junto con el Salón Calchaquí y la Biblioteca Sarmiento integra el Complejo Cultural Esquiú, a una cuadra de la plaza principal.

Por su parte, el Museo de Bellas Artes Laureano Brizuela posee alrededor de 200 obras y esculturas que se complementan con una importante biblioteca de arte.

Mientras que el Museo Histórico de la Provincia de Catamarca está ubicado en una vieja casona del siglo XIX. Exhibe una galería de retratos de gobernadores desde 1821 hasta 1966, elementos utilizados por personalidades de la política local y nacional, el plano original de la ciudad capital de 1886 y una destacada colección de fotografías de la Catamarca del ayer.

También está el Museo de la Ciudad Casa Caravati, inaugurado en 2013: es un centro cultural aglutinador de las actividades culturales, artísticas e históricas de la provincia.

La Casa de la Cultura es otro espacio interesante que ocupa la antigua residencia del general Octaviano Navarro, dos veces gobernador de la provincia. Fue recuperada en su valor patrimonial, arquitectónico e histórico.

Historia de la Gruta de la Virgen del Valle.

Es una gruta natural en el cerro Ambato, en la localidad de Choya, donde un indio encontró –entre 1618 y 1620– la imagen de la Virgen que hoy se venera en la catedral provincial. Sobre la gruta hay un templete con un altar de piedra y una pequeña sacristía.

catamarca gruta virgen valle.jpg

El lugar convoca a gran cantidad de fieles y a celebraciones sobre su terraza semicircular.

Parque de los Niños.

Quienes viajen con niños, este espacio resulta un buen recreo para ellos. Cuenta con diversos sectores pensados para las etapas de crecimiento y necesidades lúdicas de los chicos.

Mercado Artesanal de San Fernando del Valle.

Allí se encuentran en exposición productos de artesanos catamarqueños de toda la provincia: tejidos, cestería, cuero, piedra y otros materiales y productos alimenticios tradicionales son algunos de los más buscados por los viajeros.

catamarca mercado artesanal.jpg

El Mercado Artesanal es otro paseo para hacer y que puede complementarse con la visita a la Fábrica de Alfombras.

Fábrica de Alfombras en el norte argentino.

En ella se encuentran alfombras confeccionadas por artesanas locales con una calidad reconocida a nivel nacional e internacional.

El elemento principal son los telares verticales para la realización de tapices y alfombras. Se tejen distintos estilos como el persa, chino, moderno, francés, liso o incaico.

Dique El Jumeal.

Además de abastecer hídricamente a gran parte de la ciudad capital, este espejo de agua a 4 km. del centro de la ciudad es utilizado como lugar de recreación, además de la práctica de deportes acuáticos en embarcaciones sin motor y la pesca.

Catamarca dique.jpg

De gran belleza, se encuentra en un paisaje de serranías bajas con una pequeña cuesta en la que hay miradores para contemplar la ciudad, las sierras o la cascada que alimenta el dique.

Pueblo Perdido de la Quebrada.

El Pueblo Perdido de la Quebrada es un conjunto de más de 40 recintos levantados con piedra y techos de torta de barro o ramas entretejidas, agrupados alrededor de un espacio común o plaza. Es un valioso testimonio del valor de la cultura aguada en su fase inicial, hace más de 1.500 años.

Su entorno destaca por la presencia de grandes cardones, algunos de hasta 10 m. de altura y varios siglos de antigüedad.

El Centro de Interpretación ofrece información relacionada con el sitio, la civilización que dominó las tierras de La Quebrada y el proceso de investigación y recuperación de estas ruinas.

Fiesta Nacional del Poncho.

Originaria de 1967, la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho nació para revalorizar el trabajo de hilanderos y tejedores, verdaderos protagonistas de este encuentro.

Hoy es un símbolo de la identidad de Catamarca, y su fiesta es asumida y vivida como la fiesta de todos.

Museo de la Fiesta del Poncho

Pero si no viaja en julio, que es el momento en que se realiza la fiesta, puede visitar el Museo Fiesta Nacional del Poncho, ubicado en el Predio Ferial Catamarca. Este museo utiliza recursos modernos para captar la atención del visitante y reconstruir la historia de esta prenda que es parte del sentir y la identidad de los catamarqueños.