Gastronomía

Un recorrido por las mejores bodegas de Chile

El Valle del Maipo es la zona de Chile donde se sitúan las principales bodegas que vamos a recorrer en las siguientes líneas.

Enclavado en los pies de la Cordillera de los Andes, el Valle de Maipo (Chile) se ha desarrollado como una de las zonas con mayor tradición vitivinícola del país. Para los amantes del vino en particular y de la gastronomía en general, este destino ofrece diferentes experiencias en uno de los lugares más verdes de la zona central, a pocos kilómetros de Santiago.

El Valle del Maipo se caracteriza por su clima mediterráneo y accidentada geografía, acompañada por el río Maipo, que tiene altos niveles de calcio. A esto, se le suma las características del suelo, con buen drenaje, dando como resultado vinos de excelente calidad.

Esta zona cuenta con viñedos orientales en zonas precordilleranas, y viñedos ubicados en zonas más occidentales llegando a la Cordillera de la Costa. En este vasto territorio se puede extraer las más ricas variedades de vino como carbernet sauvignon que sobresale con su delicado aroma frutal y balsámico. También se encuentran las cepas merlot, carmenere, syrah y pinot noir.

Desde Santiago se puede recorrer por el día cualquiera de sus viñedos y disfrutar no solamente de degustaciones y rica gastronomía, sino también diversas actividades como cabalgatas, paseos en bicicleta, visitas a museos y caminatas por los viñedos.

Viña Concha y Toro.

Es una de las más emblemáticas de Chile. Se puede visitar en un tour de cuatro horas que incluye la degustación de vinos. Entre sus etiquetas más famosas están Casillero del Diablo y Don Melchor. Este nombre se debe a su fundador, Melchor Concha y Toro, quien en 1883 decidió levantar esta gran empresa de vinos.

Aquí se puede conocer la historia del carbernet sauvignon, ícono del Valle del Maipo, y recorrer los jardines de la antigua residencia de la familia Concha y Toro, y viñedos.

Viña Haras de Pirque.

Esta viña es la unión de dos grandes pasiones: el amor por el vino y los caballos. Así, ha logrado prestigiosos ensamblajes creados bajo un estricto programa de sustentabilidad a través del manejo de viñedos en agricultura orgánica, medición de huella de carbono y programa de eficiencia energética. Se pueden recorrer sus viñedos, su bodega y aprender en detalle sobre el proceso de vinificación.

Viña Santa Carolina.

Es una de las más antiguas de Chile y hoy se posiciona con una fuerte presencia a nivel mundial. Aquí se pueden recorrer sus 140 años de historia y conocer sus instalaciones: el parque, las bodegas, la casa de estilo colonial y su cava subterránea, declarada Monumento Nacional.

Las Bodegas de la viña Santa Carolina no solo resguardan un importante patrimonio arquitectónico, sino también histórico y simbólico al ser testigos de la expansión vitivinícola del Valle Central durante fines del siglo XIX y todo el XX.

Viña Santa Rita.

Fue una de las primeras viñas en Chile en introducir nuevas técnicas y maquinaria especializada. Esto cambió la forma de elaborar vinos, convirtiéndola en una de los más reconocidas a nivel mundial. Cuenta con el Museo Andino con más de 200 artículos de arte precolombino, lo que la hace un lugar con una mezcla perfecta para los amantes del vino, la historia y la cultura.

Viña Tarapacá.

Estos viñedos están emplazados en medio de cordones montañosos de la Cordillera de Los Andes. Aquí se producen vinos elegantes y de alta calidad, siendo una de las viñas con mayor trayectoria de Chile. El tour ofrece sus bodegas, degustar vino y disfrutar de los mejores paisajes del Valle del Maipo.

Viña Undurraga.

Reconocida por la calidad de sus productos, la Viña Undurraga es un paseo imperdible para los amantes del vino y de la gastronomía. En el tour se pueden conocer las bodegas subterráneas construidas en 1885, entre las más antiguas de Chile. También se puede recorrer el parque diseñado por el paisajista Pierre Dubois.

Posteá en tu Facebook