VERANO

Florianópolis: 5 playas diferentes en el sur de Brasil

Los amantes de Brasil lo estaban esperando. Fronteras terrestres abiertas, regreso de vuelos y todo listo para disfrutar de una Florianópolis distinta.

Florianópolis es uno de los destinos más visitados por los argentinos en Brasil. Sus playas, su cercanía, la variedad de sus propuestas, son algunas de las características que ya la convierten en un clásico.

Las playas del norte de Florianópolis son tradicionalmente las más visitadas por los argentinos. En temporada de verano, en Canasvieiras, Jurerê o Ingleses es casi tan frecuente escuchar español como portugués.

Pero la isla es grande -y hermosa-, y tiene mucho para conocer. Opciones agrestes y solitarias, poblados coloniales que parecen sacados de un cuento, y playas que aún mantienen su ambiente de pueblo de pescadores detenido en el tiempo, son algunas de las que los invitamos a conocer en este destino del sur de Brasil.

También te puede interesar: 5 playas agrestes de Santa Catarina

Moçambique

Entre Santinho y Barra da Lagoa, al noroeste de Florianópolis, Moçambique es la playa más extensa de la isla. Forma parte del Parque Forestal de Rio Vermelho, por lo cual su belleza permanece intacta. No hay construcciones, infraestructura ni muchos turistas en su naturaleza preservada.

Las dunas cortan la playa y la vegetación envuelve arena y mar, formando un bellísimo paisaje. Sus aguas son transparentes y las arenas claras se extienden por 8,5 km. Es una típica playa oceánica, con olas altas y frías, perfectas para el surf.

Aunque se puede llegar en vehículos hasta cerca de la playa, una de las formas de acceso es el sendero desde Santinho, que recorre durante casi una hora un paisaje en el que se alternan los arroyitos, pinturas rupestres en las rocas que caen sobre el mar, vegetación, túneles y zonas aptas para nadar. Desde lo alto se aprecia una impactante vista de la playa en toda su extensión y del área preservada que la rodea.

Florianopolis Moçambique.jpg
La playa de Moçambique es la más extensa de Florianopolis.

La playa de Moçambique es la más extensa de Florianopolis.

Lagoinha do Leste

Es la playa más salvaje de Florianópolis y considerada entre las más bellas, rústica y desierta. El acceso es sólo en barco o a pie. Las opciones de senderos, de cierta dificultad, son uno bien empinado (que requiere buen estado físico pero ofrece una de las vistas más espectaculares de la isla); y un recorrido algo más sencillo pero de cerca de tres horas. Si las condiciones del mar lo permiten, desde Pântano do Sul hay barcos que realizan el paseo sin dificultades.

Es una playa de mar abierto, con olas fuertes y forma de ensenada. Sobre el lado izquierdo se encuentra la pequeña laguna de aguas oscuras que le da su nombre.

Florianopolis.png
El acceso a Lagoinha do Leste ofrece una de las panorámicas más bellas de Florianópolis.

El acceso a Lagoinha do Leste ofrece una de las panorámicas más bellas de Florianópolis.

Pântano do Sul

Tradicional playa de pescadores, Pântano do Sul es uno de los barrios más aislados de Florianópolis y conserva mucho de la vida de décadas atrás en el sur de Brasil. Allí, sobre una franja de arena amplia , aún se practica la captura de tainhas con redes desde la playa.

De ambiente familiar y tranquilo, Pântano do Sul se extiende por unos 3 km. y la intensidad de sus olas va variando: hacia el noreste, gracias al morro que la protege de los vientos, las olas son suaves; mientras que van ganando intensidad a medida que se avanza hacia el sudoeste.

Pântano do Sul destaca también por sus restaurantes de mariscos. Entre ellos sobresale el legendario Bar do Arante, que funciona allí desde 1958 y que es visitado desde todos los rincones de la isla. Su particularidad es que sus paredes están completamente revestidas por notitas dejadas por los visitantes a lo largo del tiempo. La tradición comenzó cuando los mochileros que pasaban por el lugar, sin teléfono u otro medio de comunicación, dejaban allí un papelito indicando a los que llegarían después que se encontraban bien y dónde estaban acampando.

Florianopolis Pantano do Sul.JPG
Pântano do Sul es una playa familiar donde se conservan las tradiciones de los pescadores.

Pântano do Sul es una playa familiar donde se conservan las tradiciones de los pescadores.

Praia dos Naufragados

Es la última playa del sur de Florianópolis, a unos 40 km. del centro. De gran belleza, destaca por tener una naturaleza virgen y ruinas de antiguas construcciones. Su nombre se debe a un antiguo naufragio cuyos sobrevivientes se refugiaron en el lugar.

El acceso no es sencillo, por eso su tranquilidad. Se llega solo en barco o por senderos a pie, en una hora de caminata entre la vegetación cerrada. No hay comercio ni construcciones, solo bares de los habitantes de la villa de pescadores.

Arenas blancas y aguas azul oscuro con fuertes olas de mar abierto enmarcan el paisaje de la ensenada donde también desemboca un río. Un imperdible es caminar hasta el faro de 1861, rodeado por los cañones del Fuerte de Naufragados.

florianopolis naufragados.jpg
Naufragados es la última playa al sur de Florianópolis, con un paisaje agreste y las ruinas de un fuerte.

Naufragados es la última playa al sur de Florianópolis, con un paisaje agreste y las ruinas de un fuerte.

Santo Antônio de Lisboa

Situada frente al continente, al oeste de la isla, Santo Antônio de Lisboa tiene una gran influencia de la colonización llegada de las islas Azores al sur de Brasil. Conserva uno de los conjuntos coloniales más lindos de Florianópolis, con caserones coloridos, una pequeña iglesia (1756) y calles empedradas en las que se instalan puestos de artesanos. En este escenario, área de Preservación Cultural, se mantienen también tradiciones como la fabricación de azulejos, los bordados o la pesca artesanal.

Se trata de un lugar original y bello para pasear, pero no es una playa ideal para nadar. Santo Antônio de Lisboa es un imperdible de cualquier circuito gastronómico, con restaurantes que balconean sobre el mar y forman parte de la llamada Ruta de la Puesta del Sol, por encontrarse entre los mejores sitios para apreciar el atardecer.

Santo antonio de lisboa.jpg
Las casas coloniales son la postal típica de Santo Antônio de Lisboa, un lugar perfecto para ver el atardecer en Florianópolis.

Las casas coloniales son la postal típica de Santo Antônio de Lisboa, un lugar perfecto para ver el atardecer en Florianópolis.

Para información actualizada sobre requisitos de ingreso y otros, podés consultar la web oficial de turismo de Brasil.

Temas relacionados

Deja tu comentario