Cuyo

¿Qué hacer en Mendoza un fin de semana diferente?

Más allá de los clásicos paseos para hacer en Mendoza, les proponemos un fin de semana distinto a través de una excursión a la Payunia.

El vino, el Aconcagua, la nieve, la bella capital son algunos de los íconos de Mendoza. Pero la provincia argentina tiene otros atributos, algunos desconocidos, que son tan fascinantes como aquellos. Por eso, si están buscando un programa diferente para hacer en Mendoza, les recomendamos la Payunia, ubicada en el departamento de Malargüe, que es morada de más de 800 volcanes, lo que significa una de las áreas con mayor densidad en el mundo.

Así que nos vamos a hacer una excursión a la Payunia para descubrir este desierto oscuro que mixtura planicies con extensos campos de roca fundida o lava y materiales fragmentados como cenizas, lapillis y bombas, junto a picos volcánicos de retroarco.

Este paisaje tan particular es producto de la actividad volcánica ocurrida a finales del período terciario –considerado un tiempo geológico reciente– que continuó, aunque alternadamente, hasta épocas prehistóricas.

Quien esté haciendo turismo en Mendoza, debe saber que a este escenario se le suma una diversidad biológica interesante –hay tropillas de guanacos, siendo una de las mayores poblaciones del centro oeste de Argentina– y la presencia de yacimientos arqueológicos.

Excursión a la Payunia.

Para hacer el paseo a la Payunia hay que cubrir un tramo de 90 km. desde Malargüe, que son casi 2 horas por caminos sinuosos tan típicos de Mendoza. La excursión suele prolongarse 12 horas.

Mendoza Argentina Payunia.jpg
Grandes planicies oscuras con volcanes forman parte de esta zona de Mendoza: la Payunia.

Grandes planicies oscuras con volcanes forman parte de esta zona de Mendoza: la Payunia.

El primer sector despliega los volcanes Malacara, Trapal y Carapacho. El Malacara está en un terreno privado, con lo cual se debe visitar con guía: tiene 1.800 m. y su forma se asemeja a la cabeza de un caballo. El Trapal se levanta sobre la laguna Llancanelo, a una altura de 1.400 m. Por su parte, el Carapacho se alza sobre 90 m. y ostenta un cráter de 1.200 m. de diámetro.

Hacia el oeste, Bardas Blancas es el pueblo más cercano que sirve de puerta de ingreso a otros volcanes que se localizan más al sur. Entre otros destacan el Payún Matrú, de 3.750 m., es el volcán más importante de la región, que presenta una caldera volcánica de 9 km. de diámetro, con una laguna semipermanente. Este volcán generó el río de lava más grande del mundo, que va hacia el sudeste, a Puyel (provincia de La Pampa) y tiene 176 km de largo. Los geólogos y vulcanólogos estiman que la lava debe haber salido con unos 1.200°C a 1.300°C de temperatura, que lo cataloga entre las erupciones más importantes a nivel de temperatura.

Otro volcán destacado es el Payún Liso, de 3.780 m., que contiene en su cráter un planchón de hielo en invierno y una pequeña laguna en primavera.

También hay que conocer el Santa María que, si bien es más pequeño, se distingue por haber emitido una de las mayores coladas –mantos de lava lanzada durante las erupciones- del área, alcanzando los 17 km. de longitud.

Mientras que “Pampas Negras”, al sudoeste del Santa María, se caracteriza por la presencia de cráteres.

En este paseo a la Payunia también sorprenden unas esculturas naturales llamadas “yardangs”. Se trata de formaciones de origen volcánico, que han sido erosionadas por el viento. Lo interesante de este paisaje es que no se ven con frecuencia y que en el Planeta Marte se lo encuentra en cantidad.

Haciendo turismo en Mendoza, en este lugar en particular, nos encontramos con guanacos que se desplazan en tropilla al mando del “relincho” -el macho más fuerte y experimentado-, quien los guía a zonas de mayor forraje o por caminos alternativos en caso de aparición de algún puma, su principal depredador.

Otros mamíferos que se pueden encontrar en la Payunia son el zorro gris, el zorro colorado, el gato del pajonal, la liebre mara y el piche patagónico. También aves como el chorlo cabezón, la monjita castaña, el yal carbonero y la calandria mora, así como una especie que no vuela ni canta, pero asombra por su gran tamaño: el ñandú.

Mendoza Argentina payunia.jpg
Si bien es un área de Mendoza muy seca, la Payunia cuenta con la laguna Llancanelo, morada de flamencos.

Si bien es un área de Mendoza muy seca, la Payunia cuenta con la laguna Llancanelo, morada de flamencos.

La excursión a la Payunia puede contemplar la visita a la laguna Llancanelo, una gran depresión donde vuelca sus aguas el río Malargüe. Es un sitio Ramsar, es decir, un humedal protegido por la convención internacional.

Otra de las fuentes de agua de la laguna son los “Pozos de Capacho”, lagunas alimentadas por parte de las aguas surgentes que vienen de la cordillera. Lo interesante es que la laguna dulce se mezcla con el salar. El lugar es, además, elegido por los flamencos para su nidificación. Es también lugar de escala de aves migratorias como los chorlos que vuelan desde Canadá, deteniéndose en este lugar para alimentarse.

Programa para hacer turismo en Mendoza.

Lihué Expediciones ofrece un programa, "Tierra de Volcanes" para viajar a Mendoza, que incluye 6 días/5 noches de paseos por la Payunia, así como recorridos hacia los Andes, a la laguna Llancanelo, ingresando también a las entrañas de la montaña en Cuevas de las Brujas.

Reservas y consultas: viajes@lihue-expeditions.com.ar

Temas relacionados