Argentina

Mendoza: un road trip de punta a punta

Un paseo completo por Mendoza para conocer sus paisajes de montaña, su bonita capital, los caminos del vino y un sinnúmero de originales.

Al pie de las montañas más altas de los Andes, Mendoza es un destino único, que encanta a quienes la visitan. Aquellos que la conocen evocan inmediatamente sus frescas acequias, sus calles arboladas, sus bodegas y su deliciosa gastronomía, así como los magníficos paisajes a los que sirve de puerta de entrada, que invitan a explorarlos con todos los sentidos.

Es primavera. Ganas de Naturaleza. Ganas de Mendoza

Turismo en la Ciudad de Mendoza.

Para el visitante, una caminata por la aristocrática avenida Emilio Civit es una excelente opción para empezar a conocer la Ciudad de Mendoza y apreciar sus jardines y caserones del siglo XVIII. Hacia el final de la calle se avizoran los portones de hierro forjado que marcan la entrada al Parque General San Martín, un pulmón verde que alberga el Estadio Malvinas Argentinas, un jardín zoológico y el cerro de la Gloria. En sus 420 ha. hay 50 mil árboles de 750 especies, restaurantes para comer al aire libre y hasta un lago. El paseo culmina en el cerro de la Gloria, en cuya cima se encuentra el imponente Monumento Nacional al Ejército de los Andes.

Otros espacios verdes, marca identitaria de la capital provincial, son las plazas Independencia, España, Italia, Chile y San Martín.

Para los interesados en la historia, una visita imperdible es el Museo del Área Fundacional (MAF). La ciudad fue fundada el 2 de marzo de 1561 por Pedro del Castillo y gran parte fue destruida 300 años después por un terremoto. En este museo aún se pueden apreciar excavaciones con vestigios de la antigua ciudadela y de manera didáctica se recrea el crecimiento de la metrópolis.

Mendoza 1.jpg

Mendoza posee también una dinámica actividad artística y cultural: teatros, museos, galerías de arte y muestras de artesanías enriquecen la oferta cotidiana. Siempre viva y dinámica, los pubs, locales para distenderse y bailar, teatros, cines y casinos, permanecen abiertos hasta altas horas de la noche. En este sentido, la calle Arístides Villanueva concentra la mayor oferta de bares, pubs y comercios; y es la elegida por los locales, que la llaman simplemente ‘la Arístides’.

Finalmente, la ciudad de Mendoza es el punto de partida ideal para realizar excursiones hacia los importantes atractivos turísticos de la provincia, como los Caminos del Vino, la montaña, ríos, termas y reservas naturales.

Circuito Alta Montaña.

Las cumbres que se divisan en el horizonte recuerdan permanentemente la cercanía de esos gigantes que integran la cordillera de los Andes. En este sentido, un paseo imperdible para quien visita Mendoza es la excursión que lleva a conocer la Alta Montaña.

La planicie donde se asienta la ciudad, el río Mendoza, los valles y los viñedos se van abriendo paso para dejar lugar a la precordillera y luego a los picos más altos de los Andes. Así se llega a Potrerillos, un pequeño pueblo de montaña, con residencias de fin de semana desde donde se aprecia el lago formado por el dique del mismo nombre. Luego la ruta lleva hasta Uspallata, escenario de la ocupación indígena huarpe en la época prehispánica.

El paseo continúa con la visita a las villas de Picheuta, Polvaredas, Punta de Vacas y Los Penitentes, donde se encuentra un centro de esquí, además de ser un escenario ideal para el turismo de aventura el resto del año.

Mendoza 5 pte del inca.JPG

Luego, es el momento de apreciar el magnífico Puente del Inca: allí el río Las Cuevas erosionó la montaña formando un puente natural bajo el que fluyen aguas termales. Además, a pocos kilómetros un mirador natural permite apreciar el cerro Aconcagua.

Le sigue Las Cuevas, en el límite con Chile, a 3.150 msmn. y, si las condiciones climáticas y del camino lo permiten, la visita al Cristo Redentor, que se erigió en 1904 para celebrar el acuerdo pacífico entre ambos países ante un conflicto por cuestiones limítrofes.

Por la Ruta del Vino de Mendoza.

Aquellos que disfrutan de la buena mesa, no deben dejar de realizar un recorrido por algunos viñedos y bodegas. Mendoza cuenta con más de 1.200 bodegas que la convierten en uno de los centros vitivinícolas más importantes de Sudamérica: hay desde artesanales, familiares, boutique, con productos Premium y perfume a madera, hasta enormes fábricas con producciones a gran escala.

Desde la ciudad de Mendoza se pueden emprender los recorridos que invitan a conocer más acerca del proceso de plantación, cosecha, elaboración y degustación de uvas frescas y vinos. Quienes estén dispuestos a la aventura pueden recorrerlas en bicicleta e incluso almorzar en una de ellas combinando la comida con los mejores vinos nacionales.

Mendoza 6 bike viñedos.jpg

Los diversos circuitos turísticos suelen organizarse por regiones:

  • La región centro (con los departamentos de Maipú, Luján de Cuyo, Godoy Cruz, Guaymallén y Las Heras, aledaños a la ciudad de Mendoza) es también conocida como “la primera zona”, por poseer los viñedos más antiguos y por lo tanto los más apreciados por la concentración de sus frutos. Cuna del malbec, es productora de vinos finos y la que concentra mayor cantidad de bodegas. Los cultivos se encuentran a una altura que varía entre los 650 y 1.050 msnm, y es aquí donde se asientan las bodegas más antiguas del país, pero también las más modernas, en general concebidas para elaborar vinos de alta gama. Asimismo, es la zona que ofrece la mayor cantidad de alojamientos, propuestas gastronómicas y actividades alternativas.
  • La zona este –con los departamentos de San Martín, Rivadavia, Junín, Santa Rosa y La Paz– es considerada la principal región vitivinícola de Mendoza por la extensión de sus viñedos y el volumen producido. Sus bodegas son por lo general grandes, preparadas para la elaboración de vinos comunes a gran escala, con capacidades de más de 10 millones de litros.
  • El valle de Uco, donde se encuentran los departamentos de San Carlos, Tunuyán y Tupungato, es la más joven de las regiones vitivinícolas y la que se encuentra a mayor altitud sobre el nivel del mar (900 a 1.200 m.), gracias a lo cual sus vinos son intensos, debido a las grandes amplitudes térmicas, de hasta 15º.
  • La zona sur, por su parte, comprende los departamentos de San Rafael y General Alvear. Allí conviven bodegas de todo tipo, desde las familiares y artesanales hasta las grandes elaboradoras de mostos. Surcada por los ríos Atuel y Diamante, con paisajes de singular belleza como el cañón del Atuel, los embalses El Nihuil y Valle Grande y los diques Agua del Toro y Los Reyunos, esta parte de la provincia invita también a practicar deportes acuáticos como rafting, canotaje, esquí acuático, kayak y pesca, entre otras alternativas.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook