Argentina

Salta: bodegas de Cafayate para saborear un buen torrontés

La Ruta del Vino de Salta se adentra en varias localidades como Cafayate, que concentra gran parte de las bodegas de la provincia.

Los jesuitas fueron visionarios: en el siglo XVIII introdujeron el vino en un territorio de altura, en lo que hoy llamamos Cafayate, en Salta. Fue el germen del torrontés (aunque probablemente se trate de una cepa llegada en la época de la colonia cruzada accidentalmente con vides silvestres, lo que la dotó de una originalidad absoluta).

Hoy el torrontés se convirtió en la bebida insignia de Salta, que se distingue por su intenso aroma y sabor frutado, con reminiscencias florales y vegetales, que dejan un toque levemente amargo en boca.

Los viñedos comprenden más de 3.200 ha. de los departamentos de Cafayate, San Carlos, Angastaco, Molinos y Cachi. La expansión gradual fue proporcional al incremento en la calidad, producida gracias a la incorporación de técnicas vitivinícolas propias del continente europeo, al punto que también se introdujeron variedades de cepas francesas. Así se generaron vinos como cabernet sauvignon, malbec, tannat, bonarda, syrah, barbera y tempranillo.

¿Por qué se dieron vinos de alta calidad? Por las condiciones ambientales: más de 300 días de sol por año, gran amplitud térmica (hasta 20ºC), suelos franco-arenosos, aire puro y seco, y el riego natural del deshielo y las aguas subterráneas.

A ello se agrega un factor fundamental: la altitud. En el mundo no existen viñedos a tanta altura sobre el nivel del mar como en los valles Calchaquíes. Todas las plantaciones se encuentran entre los 1.750 msnm. (Cafayate) y los 2.700 y 3.015 msnm. de Molinos y Payogasta.

La ruta del vino en Salta.

La región vitivinícola de los valles Calchaquíes se encuentra al sudoeste de la provincia de Salta y es mayormente atravesada por la RN 40, entre los pueblos de Payogasta (al norte) y Tolombón (al sur).

Cada bodega de la ruta del vino en Salta ofrece visitas a los viñedos, degustaciones, muchos agregan confortables alojamientos y hasta servicios de spa y relajación. Todo se completa con propuestas gastronómicas de excelencia.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCF21GY3pxfg%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAEFHHoQAtWcasez1x4Qa1BHA38Lkcpzz5G2snUQ5RCHtVWNT6ZAMeZAuGzaRwxi09bPeOBFxbwiRYkSqLiaU6tjp1vmx7Syvhe0988mgfn4muCEHV13ONTH6DcohQKnFOCNGUwcLZCIoDSQo3ZBZBJoiECu5jZBwZDZD

Desandando la RN 40 hacia el sur es posible encontrarse con bodegas en Molinos y Angastaco, hasta llegar a los umbrales de Cafayate, donde las uvas blancas comienzan a predominar entre los viñedos de San Carlos y Animaná.

Justamente el gran final de este periplo será Cafayate, que concentra el 70% de los viñedos de todo el valle Calchaquí, y es el epicentro de la producción del torrontés, con vinos premiados a nivel internacional.

Visitar bodegas de Cafayate.

En Cafayate hay varias bodegas para visitar y disfrutar de un auténtico torrontés y también de otras cepas.

Por ejemplo, Antigua Bodega Vasija Secreta es la más antigua del valle, ya que su origen se remonta a la primera mitad del siglo pasado. Adoptado fuertemente por los locales por la calidad de sus productos y por el tono artesanal de su elaboración, hoy es también apreciado por los visitantes. Los vinos torrontés tienen una mayor exposición solar por su ubicación en los faldeos altos, mientras que las viñas francesas de los tintos discurren en los terrenos bajos, ricos en sedimentos y con temperatura media.

Por su parte, Bodega Domingo Hermanos es un emprendimiento familiar que actualmente cuenta con 6 millones de litros de capacidad instalada.

salta vinos.jpg

Otra visita posible es a la Bodega el Tránsito, con varios vinos premiados.

En la nómina también podríamos agregar a Finca Quara, El Porvenir de Cafayate, Bodega Nanni, Bodega el Esteco y la Bodega Burbujas de Altura.

En cualquier caso la visita puede coronarse con el Museo de la Vid y el Vino, que propone una muestra dinámica e interactiva sobre la historia y características de los viñedos de los valles Calchaquíes y de sus vinos de altura.

Un buen vino se puede acompañar con alguno de los platos típicos de Salta.

Temas relacionados