Patagonia

Santa Cruz: la Ruta Azul que bordea la costa

Un circuito que enlaza sitios con abundante fauna, enclaves con historia y parques naturales: aquí el recorrido completo por la costa de Santa Cruz.

El circuito costero de Santa Cruz se recorre por la Ruta Nacional N° 3, también conocida como Ruta Azul. De norte a sur vincula a Caleta Olivia, Jaramillo y Fitz Roy, Puerto Deseado, Puerto San Julián, Comandante Luis Piedrabuena y Puerto Santa Cruz. También está Monte León, el Primer Parque Nacional Costero argentino, que protege 62.168 ha. de estepa patagónica y 40 km. de costa con caprichosas formas y una gran variedad de fauna. Finalmente, Río Gallegos, capital provincial, cierra el circuito.

Aquí toda la travesía en Santa Cruz para quienes estén disfrutando de viajes en Argentina.

Puerto Deseado.

Se encuentra en una zona de acantilados e imponentes rocas talladas por la naturaleza. Destaca su imponente ría, única en Sudamérica, de color turquesa y 42 km. de longitud. Las construcciones del centro fueron levantadas utilizando rocas del período jurásico, lo cual les da características únicas y propias de la geografía costera patagónica. La Estación del Ferrocarril, construida en 1909, alberga un Museo Ferroviario que muestra al visitante la historia del ramal, personajes, anécdotas y elementos de comunicación de época. La llegada y asentamiento del tren fueron fundamentales para el progreso local y cambiaron la fisonomía del lugar. El Coche Reservado Nº 502 es de importante valor histórico.

Otras actividades son el windsurf en las aguas de la ría, cicloturismo por los estrechos senderos de cañadones y quebradas, turismo ornitológico para apreciar las más de 120 especies de aves registradas, turismo religioso visitando la imponente gruta donde se venera a la Virgen de Lourdes, turismo rural, trekking y cabalgatas, entre otras.

Mención aparte merecen los faros, entre los que destacan los de la isla Pingüino (21,85 m.), Beauvoir (fanal luminoso giratorio en la torre de la Iglesia Nuestra Señora de la Guardia, inaugurado en 1980 y el más moderno de la costa atlántica) y Cabo Blanco (al sur del Golfo San Jorge, de 1917 y con una torre cilíndrica de 26,7 m.).

La localidad está rodeada por valiosas áreas naturales:

  • Reserva Provincial Ría Deseado: En su extremo este desemboca el río Deseado, que permanece seco gran parte del año. La influencia de las corrientes, su profundidad de hasta 30 m. y otros fenómenos, confieren a las aguas de la ría tonos verde esmeralda, azul y turquesa. Presenta numerosas islas e islotes pequeños; y a lo largo de sus márgenes aparecen playas de canto rodado patagónico, acantilados y cañadones. Es el único lugar en el mundo donde coexisten –anidando y alimentándose– cuatro especies de cormoranes, que se suman a las más de 90 especies de aves marinas y costeras. La Ruta de Darwin explora la ría hasta el final, tal como lo hiciera el famoso biólogo naturalista inglés en 1833.
  • Parque Interjurisdiccional Isla Pingüino: Esta isla rocosa alberga a unos 3.000 pingüinos de penacho amarillo que la convierten en la colonia más atractiva de la región y la de más fácil acceso para el turista, a 20 km. de la ciudad, que se recorren en una hora de navegación. También se pueden avistar lobos marinos de un pelo, elefantes marinos, skúas y pingüinos de Magallanes; o apreciar los restos de una antigua factoría de aceite de lobos marinos que funcionó en 1870.
  • Reserva Natural Cabo Blanco: Destaca su paisaje de morros y escarpados islotes, con variedad de avifauna. Es uno de los mayores apostaderos continentales del lobo marino de dos pelos de la costa patagónica y uno de los pocos de la costa atlántica, además de refugio de aves marinas y terrestres.

Puerto San Julián.

A 353 km. de la capital provincial, la localidad es ideal para realizar una navegación por la bahía que permite observar gran cantidad de aves y descender donde anidan más de 130.000 ejemplares de pingüinos de Magallanes. Allí se puede dar inicio al recorrido del Circuito Costero, camino de ripio que lleva por vías secundarias a las playas de la bahía.

A 150 km. al noroeste se recomienda visitar la Estancia La María, en medio de una formación geológica de origen volcánico: es una localidad arqueológica con una extensión de 22.000 ha. donde hay 87 cuevas y aleros con pinturas rupestres de hasta 13.600 años de antigüedad.

En el Parque Temático Fuoco Sacro se puede recorrer un Vía Lucis o Camino de la Luz de 14 estaciones que celebra la Resurrección de Jesucristo y conduce hasta un punto panorámico.

En el puerto, el viajero puede conocer la Nao Victoria, una réplica en escala real de una de las cinco con que Fernando de Magallanes dio la primera vuelta al mundo en 1520. Hay objetos de uso diario, instrumentos de navegación, artillería y también figuras de algunos personajes de la expedición.

Parque Nacional Monte León.

El Parque Nacional Monte León, a 159 km. de Puerto San Julián y a unos 200 km. de Río Gallegos, es el Primer Parque Nacional Costero del país que rescata los ecosistemas de la meseta y la costa con una rica variedad de flora y fauna. Con una superficie de 62.168 ha. de estepa patagónica y 40 km. de costa protegida, allí se puede visitar el cañadón de los Guanacos, el mirador de Cabeza del León (cuya geoforma da su nombre al Parque), los senderos Pingüinera y Lobería, y la Isla Monte León, entre otros. Las caprichosas formas de la costa, la isla, los lobos marinos, los pingüinos, (cerca de 60.000 parejas) y una gran variedad de aves son sus principales atractivos en un paisaje de altos acantilados, roqueríos, pequeñas bahías, playas y restingas que se descubren con la marea baja.

Río Gallegos.

Además de funcionar como centro distribuidor para las actividades turísticas de la zona, la capital de Santa Cruz cuenta con circuitos urbanos, sitios de interés histórico y cultural, monumentos y un fabuloso estuario que alberga miles de aves residentes y migratorias. En los alrededores de la ciudad, la oferta está integrada por estancias turísticas y asombrosos paisajes como la Laguna Azul o la Reserva Faunística Cabo Vírgenes, una de las mayores de América del Sur, con más de 150.000 pingüinos magallánicos.

El primer complejo habitacional de Río Gallegos, formado por 23 edificaciones de las que hoy restan 13, fue levantado con la arquitectura típica de madera, chapa y ventanales de vidrio repartido para aprovechar mejor la luz. Algunas de estas construcciones son la Casa Histórica del Gobernador Juan Manuel Gregores y el Museo Marítimo Naval, que busca transmitir la historia de la armada desde su traslado a Río Gallegos en 1936 hasta nuestros días.

La Plaza San Martín fue inaugurada en 1901 como plaza principal de la ciudad con el nombre de plaza Mitre: aquí estuvo el primer parque de juegos infantiles y el espacio vivió su esplendor cuando José Poseiro fue su placero, convirtiéndola en un jardín con cientos de rosales, pinos y sauces, además de réplicas de barcos a escala real en madera. El 9 de julio de 1954 se inauguró el monumento ecuestre al General San Martin y la plaza recibió ese nombre por decreto municipal.

El Monumento Histórico Nacional Balcón de Roca perteneció al edificio de Correos desde el cual el primer presidente en visitar la ciudad anunció importantes obras para la región. El edificio original fue desmantelado, pero se rescató el simbólico balcón.

El Museo Ferroviario Roberto Galian, iniciativa de cuatro jubilados ferroviarios para preservar el patrimonio histórico ligado a esta actividad, exhibe una locomotora de marca Mitsubishi a vapor construida a pedido para este ramal, que no existe en otra parte del mundo.

El Museo Malvinas Argentinas cuenta con maquetas a escala de aviones, barcos, helicópteros y submarinos, entre otros, y apunta a mantener viva la memoria de quienes combatieron en el conflicto bélico de 1982 y el reclamo de la soberanía argentina sobre las islas.

En el cementerio municipal, una visita obligada es la del Mausoleo Dr. Néstor Carlos Kirchner, levantado en 2011 en homenaje al exintendente de Río Gallegos, luego gobernador de Santa Cruz y presidente de la Nación entre 2003 y 2007.

El Centro de Interpretación Ambiental permite revalorizar el estuario como ecosistema a conservar con un montaje interpretativo interactivo que atrae a niños y adultos.

Otros sitios de interés son la Catedral Nuestra Señora de Luján, ejemplo del legado salesiano en suelo patagónico; el Museo de los Pioneros, que fuera Casa de Gobierno y vivienda del primer médico de la ciudad; el Museo Histórico Policial y el Museo de Informática.

Algunos monumentos son al presidente Roca, a los pilotos de las Fuerzas Armadas, al Mirage M5 Mara, a San Juan Bosco, al Cruceiro Gallego y a los Caídos en Malvinas.

En las afueras de la ciudad también hay visitas para recomendar. Algunas son:

  • Reserva Costera Urbana Río Chico: creada en 2001, protege una muestra representativa de las marismas y planicies intermareales que constituyen sitios de alimentación y descanso para las aves migratorias.
  • Punta Loyola – Marjory Glen: en la desembocadura del estuario de Río Gallegos, a 37 km. de la ciudad, allí se puede ver el casco del Marjorie Glenn, buque de la empresa Swift que traía carbón de Inglaterra y se incendió en la entrada del puerto en 1911.
  • Reserva Geológica Provincial Laguna Azul: A 62 km. de la ciudad, es parte del complejo volcánico Pali Aike. Se trata de un espejo de agua en el cráter inactivo de un volcán, rodeado por capas de lava de diferente espesor y piedras de origen basáltico. El visitante puede realizar también observación y reconocimiento de especies de flora y fauna, tareas relacionadas con la geología y caminatas de dificultad media.
  • Reserva Provincial Cabo Vírgenes: A 134 km. de Río Gallegos, cuenta con la segunda colonia más grande de pingüinos de Magallanes de Sudamérica. También se visita un faro de 1904 ubicado en la entrada del estrecho de Magallanes y el sitio histórico Ciudad del Nombre de Jesús, donde se fundó en 1584 la población más antigua de la Patagonia.

Para continuar viaje, una opción es visitar El Calafate, otro destino fundamental de Santa Cruz

Posteá en tu Facebook