NATURALEZA

Santa Cruz incorpora tecnología para proteger al huemul

Un proyecto que acaba de comenzar en Santa Cruz utiliza tecnología satelital para estudiar y conservar a esta especie típica de Patagonia.

El huemul es un ciervo patagónico del que hoy solo sobreviven unos 1500 ejemplares en Argentina y Chile, convirtiéndolo en el cérvido más amenazado de América. Un proyecto que acaba de comenzar en Santa Cruz utiliza tecnología satelital para estudiar y conservar a esta especie típica de Patagonia.

“El huemul es una de las especies más hermosas e imponentes que habitan nuestro suelo santacruceño y es nuestro deber y responsabilidad estudiarlo y protegerlo en los lugares donde aún habita, y recuperarlo en aquellos lugares donde ha desaparecido” señaló la gobernadora Alicia Kirchner.

El Gobierno de la provincia de Santa Cruz a través de la Jefatura de Ministros y del Consejo Agrario Provincial, la Administración de Parques Nacionales, la Fundación Rewilding Argentina y la Reserva Natural Los Huemules han comenzado un proyecto de estudio y conservación del huemul.

Huemul bucci1.jpeg
El GPS permite conocer ubicación, hábitos migratorios y otros detalles de comportamiento del huemul.

El GPS permite conocer ubicación, hábitos migratorios y otros detalles de comportamiento del huemul.

Se trata de un ciervo patagónico que en el pasado prosperó en la región. Se distribuía desde el sur de Mendoza hasta el sur de Santa Cruz, tanto en los bosques cordilleranos como en las estepas, llegando incluso en algunos sitios hasta las costas del mar, como lo atestiguan antiguos registros en Río Gallegos.

"Es así como hace un mes comenzó un proyecto inédito mediante el cual capturamos cinco huemules (tres hembras y dos machos) a los que les colocamos un radio collar que porta un posicionador GPS y conexión satelital para poder enviar los datos de localización diariamente", señala el biólogo Emiliano Donadio, director Científico de la Fundación Rewilding Argentina, que estuvo al frente de las tareas de captura.

huemul1.jpeg
"Es así como hace un mes comenzó un proyecto inédito en Santa Cruz mediante el cual capturamos cinco huemules (tres hembras y dos machos) a los que les colocamos un radio collar que porta un posicionador GPS y conexión satelital para poder enviar los datos de localización diariamente".

"Es así como hace un mes comenzó un proyecto inédito en Santa Cruz mediante el cual capturamos cinco huemules (tres hembras y dos machos) a los que les colocamos un radio collar que porta un posicionador GPS y conexión satelital para poder enviar los datos de localización diariamente".

Cada dos horas el GPS registra el punto donde se ubica cada uno de los animales y envía vía satélite los doce puntos registrados durante cada día a una interfase de internet al cual podemos acceder desde las computadora. De esta forma se puede conocer los ambientes utilizados por el animal, las horas más activas, rutas migratorias, entre otros pormenores. Esta información nos va a ayudar a entender por qué la especie sigue declinando en muchas partes de su área de distribución a pesar de las medidas de conservación que se han tomado, y nos va a ayudar a proponer medidas novedosas para intentar recuperar a esta especie en la Patagonia.

Temas relacionados