Actualidad

¿Cómo es el microchip para mascotas que exigen ciertos países?

El microchip es requisito obligatorio para el ingreso de mascotas en ciertos países, como Uruguay, la Unión Europea, Australia y Nueva Zelanda, entre otros.

Puppis, la cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas, presentó el servicio de microchip para mascotas.

“El microchip es requisito obligatorio para el ingreso de mascotas en ciertos países, como Uruguay, la Unión Europea, Australia y Nueva Zelanda, entre otros”, explicó Juan Agostini, veterinario de Puppis (Nº de matrícula: 13288).

Del tamaño de un grano de arroz y de material biocompatible, el microchip es un circuito computarizado pasivo que se aplica rápidamente de manera subcutánea y que posee un número de identificación único que permite acreditar quién es el legítimo dueño de la mascota. Además, cuenta con información sobre los tratamientos.

Sobre este dispositivo, Agostini agregó: “Es necesario que cumpla con las normas de regulación correspondientes (ISO 11784/5) y que sea entregado un certificado oficial de aplicación con firma y sello veterinario”.

El procedimiento de colocación del microchip es rápido y sencillo, equivalente a aplicar una vacuna subcutánea. Primero, se escanea a la mascota para asegurarse que no tenga otro dispositivo implantado previamente. Luego, se chequea que funcione correctamente y que el ID coincida con las etiquetas de código de barra que se entregarán junto con el certificado de implantación.

Aunque el microchip no posee GPS, es una medida de seguridad fundamental para acreditar su identidad en caso de robo o pérdida.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook