PARQUES NACIONALES

Nacen nutrias gigantes y reinsertan la especie en Argentina

El gobierno de Corrientes, la Administración de Parques Nacionales y la Fundación Rewilding Argentina se unen para reintroducir nutrias gigantes en Argentina.

Después de décadas de ausencia en Argentina, tres nutrias gigantes nacieron el Parque Nacional Iberá. Esta acción forma parte de los esfuerzos para que realizan el gobierno de Corrientes, la Administración de Parques Nacionales y la Fundación Rewilding Argentina traer de vuelta esta especie.

Se trata de una especie categorizada como en peligro de extinción a nivel global y se encuentra ya extinta en Argentina y Uruguay. La nutria gigante o lobo gargantilla es la especie de nutria más grande del mundo. Un ejemplar adulto puede llegar a medir 1,8 metros y pesar 33 kg.

ladevi1.jpeg
La nutria gigante desapareció de Argentina en la década del 80, cuando los últimos grupos familiares fueron registrados en Misiones

La nutria gigante desapareció de Argentina en la década del 80, cuando los últimos grupos familiares fueron registrados en Misiones

En Argentina, la situación de conservación de esta especie cambió radicalmente en las últimas dos semanas. Por un lado, la filmación de un individuo silvestre en el Parque Nacional El Impenetrable (Chaco) por parte del personal de la Fundación Rewilding Argentina, luego de décadas sin registros en este país. A este increíble hallazgo se le suma ahora el nacimiento de tres cachorros, los primeros en el proyecto de reintroducción de la especie que la misma Fundación lleva adelante en el Parque Iberá (Corrientes) junto al gobierno de esta provincia y la Administración de Parques Nacionales.

La bióloga Talía Zamboni, a cargo de los proyectos de reintroducción de especies en Iberá destaca la trascendencia de los nacimientos. “La nutria gigante desapareció de Argentina en la década del 80, cuando los últimos grupos familiares fueron registrados en Misiones. A partir de allí solo existen algunas observaciones no documentadas y poco precisas de individuos solitarios.” Talía también señala que “el proyecto que se lleva adelante en Iberá es único en su tipo, nunca antes se intentó devolver a la nutria gigante a un sitio donde había desaparecido debido a causas provocadas por el hombre”. “Estos tres cachorros”, agrega, “son los primeros en nacer en nuestro país en décadas y representan la esperanza de poder recuperar a la especie en Argentina”.

Junta-Alondra-y-Coco-44.jpg
Alondra y Coco forman la pareja de padres de los tres bebes de nutria gigante.

Alondra y Coco forman la pareja de padres de los tres bebes de nutria gigante.

Sebastián Di Martino, director de Conservación de la Fundación Rewilding Argentina destaca el esfuerzo colaborativo detrás de estos proyectos. “Además de trabajar en forma conjunta con el gobierno de Corrientes y la Administración de Parques Nacionales, el retorno de la nutria gigante involucra a expertos de otros países, especialmente Brasil”, señala Sebastián. “Asimismo, ha resultado fundamental el involucramiento del Programa de Especies Amenazadas (EEP – Giant Otter) de la Asociación de Zoológicos Europeos. Coco llegó desde el Zoológico de Givskud en Dinamarca y Alondra desde el Zoológico de Budapest en Hungría. Nanay, otro macho, arribó desde el Zoológico de Eskilstuna en Suecia”. Sebastián menciona que “estos animales se convierten, junto a los biólogos, veterinarios, guardaparques y trabajadores locales que cada día se levantan en Iberá para llevar adelante el proyecto, en los héroes del retorno de esta especie a Argentina”.