ESCAPADAS

Buenos Aires conserva un tesoro único, el Delta del Paraná

Cuando podamos volver a viajar, habrá una lista de destinos pendientes y Buenos Aires ofrece maravillosos rincones a tener en cuenta.

En Buenos Aires, la Reserva de Biósfera Delta del Paraná, (San Fernando) tiene una gran riqueza ecológica que cautiva a los fanáticos de la naturaleza y despierta el interés de los turistas que se aventuran a descubrirla. Se trata de una de las joyas de la gran diversidad del patrimonio natural bonaerense que espera a visitantes curiosos y amantes de la naturaleza, se ubica en el noreste de Buenos Aires, en un área que se conoce como Bajo Delta del Paraná, a solo 50 km. de la capital argentina.

La pesca deportiva es otra de las actividades en esta región donde el dorado, el pejerrey, el surubí, la boga y el patí son peces que habitan las aguas del Paraná de las Palmas y del Paraná Guazú.

Las actividades del paisaje isleño tienen al río como protagonista, la zona núcleo, con más de 10 mil hectáreas, está destinada a la preservación de plantas y animales silvestres, vale la pena combinar esta visita con un paseo que incluya, quizás, el casco histórico de san Isidro, que ostenta una riquísima historia vinculada con el desarrollo de la Gran Aldea, o sea los orígenes del desarrollo urbano bonaerense.

En algunos sectores de la reserva se permite el desarrollo de actividades en armonía con el medio ambiente, como el ecoturismo, avistaje de aves, de fauna local y safaris fotográficos durante todo el año. En los recorridos podrán observarse ejemplares de garzamora, carpincho y nutria. El ciervo de los pantanos habita estas tierras insulares y en primavera, las mariposas brindan un espectáculo imperdible, casi onírico.

Los alojamientos turísticos también ofrecen visitas guiadas por los canales de la isla y en la reserva los visitantes podrán hospedarse en hosterías, campings o casas de familia que brindan una amplia y variada gama de servicios.

La Reserva de Biósfera Delta del Paraná es un extenso humedal condicionado por mareas de agua dulce. “El Delta está regido por el agua que provoca la inundación de la tierra”, explicó el guardaparque local Matías Tortarolo.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook