ARGENTINA

Buenos Aires: General Alvear cumple 151 años

Este pueblo de Buenos Aires que pasó el siglo y medio de vida posee una historia muy particular que remonta a la época colonial.

Todos hemos ido descubriendo destinos imperdibles muy cerca de Capital Federal. Allí hay pueblos y pueblitos de Buenos Aires que se caracterizan por su belleza natural, sus grandes espacios abiertos y su gente, cordial y sencilla. Sin embargo cada uno de los 135 municipios bonaerenses tiene una profunda historia que se remonta hasta la época colonial.

General Alvear se encuentra en el centro geográfico de Buenos Aires, está en plena llanura pampeana y forma parte de la Cuenca del Río Salado, surcadas por el arroyo Las Flores, el arroyo Vallimanca, el arroyo Taplaque y Canal Piñeiro. Es un pueblo hermoso que nace por Ley como Municipio el 19 de Julio de 1869. El Partido de General Alvear cumplió, en estos días, nada menos que 151 años.

General Alvear Iglesia
La iglesia de General Alvear es de las más lindas de Buenos Aires.

La iglesia de General Alvear es de las más lindas de Buenos Aires.

Pandemia y cuarentena mediante, las autoridades municipales pudieron realizar un acto oficial escueto pero pleno de cariño por su tierra. El intendente Ramón José Capra, convocó a algunos funcionarios y también a autoridades locales al Palacio Municipal y, aprovechando el entorno del imponente edificio blanco ubicado frente a la plaza principal de la ciudad, saludó a sus conciudadanos y prometió festejos para cuando termine la cuarentena.

“Tito”, como lo conoce su gente, recordó los grandes festejos de los 150 años y agradeció a todos el amor conque cuidaron al pueblo que no sufrió ningún caso de Covid-19. También recordó a los que fundaron el Municipio, a los inmigrantes y trabajadores que llegaron a “esta tierra tan linda que tanto queremos y a la cual la hicieron tan grande”. Se comprometió a seguir trabajando en beneficio de los habitantes del pueblo con toda la energía y siempre hacia adelante.

Típico pueblo bonaerense, General Alvear es ideal para descansar, disfrutar el aire libre, pescar, disfrutar de sus amplios espacios verdes y, sobre todo, compartir la tranquilidad y la amabilidad de su gente. No en vano se llevó el nombre de la Ciudad de la Amistad.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook