DNU

El Gobierno reduce vuelos con Europa por las nuevas cepas

A raíz de la circulación de las nuevas cepas, el Gobierno Nacional limitó la oferta de vuelos con Europa, entre otras regiones.

En el marco de la prórroga del DNU hasta el 25 de junio que impone restricciones por la pandemia, el Gobierno Nacional anunció la reducción del 20% de las frecuencias de vuelos de pasajeros que tengan como origen o destino a países de Europa, según se publica en el Boletín Oficial.

La medida, que se explica por la circulación en esa zona de las nuevas cepas del Covid-19, podría ser ampliada, disminuida o eliminada por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), previa intervención de la autoridad sanitaria nacional, si la situación cambia respecto a la pandemia.

Asimismo, el Gobierno Nacional decidió mantener la suspensión de las operaciones de transporte aéreo que tengan como origen o destino el Reino Unido, Turquía y países del continente africano; así como las que salgan de Brasil, Chile e India.

En este caso, la Anac también podrá ampliar o reducir la nómina de países o establecer otras excepciones, con el fin de atender circunstancias de interés nacional.

Como consta en la Decisión Administrativa 589/2021 publicada en el Boletín Oficial, "la variante Delta, considerada Variante de Preocupación (VOC) por la OMS desde el 11 de mayo de 2021, de acuerdo a varios estudios ha demostrado un aumento en la transmisibilidad así como una reducción en la neutralización de anticuerpos".

"Que esta variante, originariamente aislada en India, actualmente se ha identificado en diversos países, siendo los que mayor circulación presentan, India y Reino Unido (con más del 90 % de las muestras secuenciadas) aunque otros países también presentan circulación de esta variante de preocupación y se ha identificado presencia creciente en varios otros países de Europa".

Sobre la variante Beta del Covid-19, "se aisló en principio en Sudáfrica, en donde presenta su mayor circulación, viéndose afectados también algunos otros países de África, pero principalmente Turquía y Malasia", añade la publicación y sigue: "Que en el actual contexto epidemiológico, el riesgo de introducción de nuevas variantes, aún más transmisibles, podría generar un aumento brusco y elevado de casos, lo que llevaría indefectiblemente a una mayor mortalidad".

Temas relacionados