Inicio
Tips
parques nacionales

¿Cuáles son los cuatro nuevos Parques Nacionales argentinos?

Los cuatro nuevos parques nacionales, Ansenuza, Laguna El Palmar, Campo San Juan e Islote Lobos se crearon en los últimos cuatro años.

Se crearon en los últimos cuatro años, cuatro Parques Nacionales nuevos (que sumaron 700 mil nuevas hectáreas verdes) y se incrementó la superficie protegida de otros dos. Esto estableció, además, un récord histórico de superficie protegida que alcanzó las 18,2 millones de hectáreas. En 2019, las áreas protegidas representaban el 13,20% del total del territorio argentino. Este año, la cifra trepó a 16,17%.

En este período se crearon, en definitiva, los Parques Nacionales Ansenuza (en Córdoba), Laguna El Palmar (Chaco), Campo San Juan (Misiones) e Islote Lobos (Río Negro). Además, incrementaron su tamaño el Parque Nacional Aconquija, en Tucumán (que sumó 17 mil hectáreas nuevas) y el Parque Nacional Pre-Delta, en Entre ríos (incorporó 146 hectáreas más).

Los nuevos Parques Nacionales

El Parque Nacional Ansenuza, en Córdoba, es conocido más comúnmente como el Mar de Ansenuza o Laguna de Mar Chiquita: es un humedal de casi un millón de hectáreas, el quinto lago de agua salada más grande del planeta. Allí se reúne el 66% de todas las especies de aves migratorias y playeras de la Argentina. El ecosistema comprende humedales de los Bañados del Río Dulce y el espejo de agua de Mar de Ansenuza propiamente dicha. Entre las especies vegetales que se pueden ver están los algarrobos y quebrachos; espartillares, juncales y totorales; y vegetación acuática. La fauna, entanto, está compuesta por las tres especies de flamencos que habitan en Sudamérica, y mamíferos típicos del monte chaqueño como la corzuela parda, el pecarí de collar, el yaguarundí, el zorro gris pampeano y especies amenazadas como la tortuga terrestre, el lobito de río y el aguará-guazú.

Ansenuza 2.jpg
Parque Nacional Ansenuza.

Parque Nacional Ansenuza.

Embed

Parque Nacional Laguna El Palmar

El Parque Nacional Laguna el Palmar, en Chaco, protege una amplia zona de delta e islas del Paraná y Chaco Húmedo donde se entremezclan escenarios como lagunas, esteros, cañadas, pastizales, selvas en galería, palmares de palma blanca o caranday, bosques de aliso de río y sauce criollo, bosques de madera dura o monte fuerte. La flora, en definitiva, varía respecto de los tipos de escenario, por eso es posible encontrar especias como el laurel negro, el timbó blanco, el ingá, el pirí, el huajó y la totora, entre otras. Los mamíferos están representados por guazunchos, osos meleros, carpinchos, zorros de monte, lobitos de río, aguará-guazú y pumas, y hay una gran presencia de anfibios y reptiles como la yarará de la cruz, la cascabel, la boa curiyú, y los yacarés negro y overo.

Laguna El Palmar.jpg
Parque Nacional Laguna El Palmar.

Parque Nacional Laguna El Palmar.

Embed

Parque Nacional Campo San Juan

El Parque Nacional Campo San Juan, en Misiones, es el primero que protege a la ecorregión denominada de “campos y malezas”. Es además, el que estrena la denominación de “parque federal” que ensaya una gestión conjunta, coordinada y compartida entre los gobiernos provincial y nacional.

Campo San Juan.jpg
Parque Nacional Campo San Juan.

Parque Nacional Campo San Juan.

La vegetación combina selvas ribereñas, bosques de urunday, pastizales, pajonales, vegetación de pedregales, perilagunar y riparia. Entre las especies vegetales se cuentan las palmeras pindó, el lapacho negro, el anchico colorado, el cedro misionero y el ibirá pitá, entre otros. El Campo San Juan es, además, “Área Importante para la Conservación de Aves” (AICA) porque alberga 300 especies de plumíferos.

Embed

Parque Nacional Islote Lobos

Finalmente, el Parque Nacional Islote Lobos, de Río Negro, es un islote rebosante de vida en pleno Mar Argentino. Allí se localizan colonias de pingüinos de Magallanes (la más septentrional del mundo), y de lobos marinos de un pelo.

Islote de Lobos.jpg
Parque Nacional Islote Lobos.

Parque Nacional Islote Lobos.

Pero, además, la reserva es una “Área Importante para la Conservación de Aves” (AICA), donde es posible encontrar especies como el petrel gigante, el flamenco austral, el chorlito ceniciento y el playero rojizo, entre otros.

Embed

Cabe señalar que, de estos nuevos espacios, los parques nacionales de Ansenuza e Islote Lobos, no ofrecen aun la posibilidad de ser visitados. El Parque Nacional Laguna El Palmar puede ser parcialmente visitada y el único que ofrece disponibilidad amplia es el Parque Nacional Campo San Juan.

Más noticias de turismo que podrían interesarte

Descubrí el nuevo callejón asiático oculto en el corazón de Buenos Aires

Caminos y Sabores: 5 productos que tenés que probar este fin de semana en La Rural

Italia: el festival que homenajea a Ástor Piazzolla y una historia que tenés que conocer

Altos del Arapey, el resort termal perfecto para la familia

Vacaciones de invierno: la localidad en La Rioja con proyectos productivos y encanto natural

Deja tu comentario