Argentina

Los Caminos del Vino de Córdoba, más allá del Fernet

Como complemento de sus clásicos, Córdoba presenta una interesante oferta vitivinícola que hasta hace algún tiempo era poco conocida.

Córdoba cuenta con diferentes regiones productoras de vino. Cada una de ellas tiene suelos, climas y condiciones agroecológicas propias que dan a sus vinos una impronta particular. Esta variedad de microterruños y microclimas del territorio es algo inusual que enriquece la oferta local.

Comenzamos, entonces, el recorrido por las regiones y las bodegas.

Caminos del Vino en Córdoba

Por el norte cordobés

Al norte de Córdoba, en la pintoresca comuna de Ischilín, la Bodega Jairala Oller deslumbra en medio de un imponente paisaje desde 1998. Está ubicada a unos 950 msnm. y a unos 125 km. al norte de la capital provincial.

Otra de las bodegas de la zona es Del Gredal, ubicada en San Pedro, a unos 40 km. de Deán Funes y sobre el antiguo Camino Real.

Los viajeros pueden combinar las visitas a bodegas con un recorrido por la historia y la cultura de la región, que se materializan en pueblos coloniales y ciudades donde la tradición religiosa y artesanal mantiene la esencia criolla.

Allí también disfrutarán de bosques autóctonos, espejos de agua cristalina, ríos, sierras y salinas.

Punilla

En un campo de 9 ha., entre Villa Giardino y La Cumbre, el viñedo Nébula es una de las propuestas de la región de Punilla.

Ríos cristalinos, hermosos balnearios y paradores, son algunas de las opciones de la zona, al igual que las localidades turísticas, como Cosquín, con su tradicional plaza de folclore; La Falda, donde se encuentra el imponente Hotel Edén; Los Cocos y su atractivo laberinto de arbustos; o la localidad de Tanti, con su hermoso balneario; entre muchas otras.

Sin dejar de mencionar a Villa Carlos Paz, un destino obligado para los turistas que visitan Punilla gracias sus paisajes y actividades.

Sierras Chicas

La zona –y particularmente Colonia Caroya, famosa por sus embutidos– despliega varias bodegas interesantes para visitar, comenzando por La Caroyense, uno de los establecimientos pioneros en la vitivinicultura cordobesa; la Bodega Di Candi, cuyas raíces son italianas; Terra Camiare, con casi 100 años; y Finca Rosel, que ofrece visitas guiadas enológicas y educativas.

En la zona rural de Colonia Caroya se levanta la Chacra de Luna, también con una larga tradición.

En el recorrido es posible conocer La Calera y sus importantes construcciones históricas de orden religioso y cultural; Villa Allende, al pie del cerro Pan de Azúcar, con su exclusiva cancha de golf; y Unquillo, con la centenaria Capilla de Leonor, construida y decorada por el reconocido pintor Guido Buffo.

Más al norte se ubica Río Ceballos, el “Corazón de las Sierras Chicas”, con gran variedad de actividades de turismo aventura, entre otras localidades.

Traslasierra

Al oeste de la capital provincial por el Camino de las Altas Cumbres se encuentra Traslasierra, donde hay una abundante oferta de propuestas vinculadas al vino, incluyendo Finca Las Breas, Bodega Aráoz de Lamadrid, Bodega Noble de San Javier, Bodega San Ramom, Finca La Matilde y Bodega Viarago.

En la zona existen tres áreas naturales protegidas: el Parque Nacional Quebrada del Condorito, la Reserva Hídrica Pampa de Achala y la Reserva Natural Chancaní.

Villa Dolores y Mina Clavero son los principales centros urbanos, a los que se suman unas 20 localidades turísticas. Nono, Villa Cura Brochero, Las Rabonas, Los Hornillos, Villa de las Rosas, Las Tapias, San Javier, Yacanto, Luyaba y La Paz son algunas de ellas.

Calamuchita

Otra de las zonas con gran oferta vitivinícola es Calamuchita. Entre sus paisajes serranos se han instalado viñas y bodegas que enriquecen su oferta turística: La Bodega Famiglia Furfaro, Estancia Las Cañitas, Finca Atos Pampa, Finca Vista Grande, Juana Urbana.

Calamuchita se distingue por su especial combinación de paisajes serranos, arquitectura centroeuropea y excelente gastronomía.

Al suroeste de la ciudad de Córdoba, limitado por diversos cordones de las Sierras Chicas y las Sierras Grandes, alberga grandes lagos como el dique Los Molinos, el Embalse Río Tercero, el Dique Piedras Moras, la Segunda Usina y el Embalse Cerro Pelado, donde se practican deportes acuáticos.

Temas relacionados