Argentina

La Rioja: consejos para visitar el Parque Nacional Talampaya

Algunas cuestiones para saber antes de visitar esta área protegida de La Rioja, que se destaca por sus paredones, petroglifos y formas raras de la piedra.

¿Dónde queda Talampaya?

El parque Nacional Talampaya se ubica en el centro-oeste de la provincia de La Rioja, entre los departamentos de Coronel Felipe Varela e Independencia. Dista a 231 km. de la capital provincial y a 74 km. del pueblo de Villa Unión.

¿Cuándo ir a Talampaya?

En cualquier época del año, excepto en verano, ya que en esa estación se registran máximas cercanas a los 40°C. Hay que tener en cuenta que en esta zona de La Rioja hay una gran amplitud térmica, con fuertes variaciones de temperatura entre el día y la noche. Así, en invierno las mínimas son menores a 0°C.

¿Qué llevar al parque nacional?

Protección solar, gorro o sombrero, anteojos, calzado adecuado y buen abrigo en época de frío es lo recomendado para llevar al Parque Nacional Talampaya.

¿Por qué visitar este sitio interés de La Rioja?

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, el Parque Nacional Talampaya se destaca por su belleza y valor científico. Los majestuosos paredones del cañón, que llegan a los 150 m. de altura; los senderos que recorren las llamativas geoformas, como El Monje y La Torre; y los petroglifos, pinturas rupestres de los habitantes originarios que están al alcance de la mano; forman un conjunto de vivencias que hacen del paseo una experiencia inolvidable.

¿Cómo conocer el parque Talampaya?

Hay diferentes circuitos por esta área protegida de La Rioja organizados por una empresa concesionaria en modernos buses con asientos tanto interiores como al descubierto, que permiten aprovechar al máximo las vistas. Los vehículos salen de un parador cercano a la oficina que cuenta con baños, restaurante, venta de artículos regionales y camping.

Combinar con Parque Ischigualasto.

La visita se puede combinar con el Parque Ischigualasto (en la provincia de San Juan) en un mismo día, o bien pernoctar en algunos de los hoteles que ofrece Villa Unión.

¿Qué hay que ver en Talampaya?

Hay varios circuitos:

  • Cañón del Talampaya: junto a guías locales se transita por el cauce del río Seco Talampaya a través del cañón que lleva su nombre. Se realizan trayectos en modernos vehículos que se detienen en cuatro estaciones donde se realizan pequeñas caminatas para interactuar con la espectacular naturaleza del lugar. A través de enormes paredones rojizos de 150 m. de altura, esta excursión invita a conocer la irregularidad de las paredes que se abren y cierran a cada paso, brindando una atmósfera de ensueño al viajero.
  • Cañón del Talampaya y Cañón de Shimpa: esta excursión propone vivir la aventura de realizar el paseo a bordo de un camión 4×4 y disfrutar de un agradable servicio de degustación en un entorno espectacular. Es una experiencia única que permite disfrutar del cañón de Talampaya y el cañón de Shimpa, que no supera los 7 m. de ancho y donde los paredones rondan los 80 m. de altura. Durante el recorrido se visitan 5 estaciones: Petroglifos, el Jardín Botánico, la Catedral, el Monje y el cañón de Shimpa. Los camiones brindan la posibilidad de sentir la adrenalina de recorrer estos sinuosos caminos, y a la vez disfrutar del aire y del sol en todo el recorrido.
  • Balcones de Talampaya: está orientado a aquellos visitantes que desean recorrer el cañón de Talampaya caminando por el cauce del río Seco y en contacto directo con la naturaleza para llegar a sus balcones desde donde podrán contemplar y disfrutar de una impresionante vista panorámica. La excursión propone la visita de tres estaciones: la Catedral Gótica, los Balcones de Talampaya y el Jardín Botánico, desde donde se emprende el regreso. El nivel de dificultad es bajo y el paseo se realiza siempre acompañados por guía y chofer habilitados.
  • Full Talampaya: este recorrido invita a los visitantes a conectarse con la magia del cañón de Talampaya desde todos los puntos que posibilitan su contemplación, culminando con un trekking ascendente hacia los balcones del cañón, desde donde se aprecia una panorámica cautivante. El tour propone la visita de seis estaciones: Petroglifos, el Jardín Botánico, la Catedral, el Monje, el cañón de Shimpa y los Balcones de Talampaya. Tiene una duración de 6 horas y se realiza en vehículo 4x4 acompañados de guía y chofer habilitados.
  • Ciudad Perdida: durante millones de años el agua y el viento formaron una extensa depresión donde cientos de geoformas asoman y asemejan a una ciudad que emerge desde el mismo suelo. Los lugareños solían llamarles laberintos naturales. Para conocerlos se parte en vehículos 4x4 desde el parador sobre la Ruta Nacional 76, para cruzar el desierto y algunos lechos de ríos. En la zona del cañón se realiza un trekking de dificultad baja.
  • Cañón Arcoíris: considerado como uno de los sitios más emblemáticos del Parque Nacional Talampaya, en el cañón Arcoíris se mezclan entre sí caprichosas geoformas y cientos de colores. Se llega desde el parador sobre la Ruta Nacional 76 para luego realizar un trekking suave.