Inicio
Tips
San Telmo

San Telmo: 3 impactantes historias de fantasmas en Buenos Aires

San Telmo es parte del casco histórico de Buenos Aires. Sus historias de fantasmas abundan en los caserones del barrio. Te contamos las tres más inquietantes.

San Telmo forma parte del casco histórico de Buenos Aires. Sus casonas se convirtieron en restaurantes o galerías de diseño pero detrás de sus muros habitan estas estas tres espeluznantes historias de fantasmas.

  • Margarita y Juan Cruz. una historia de amor y de poesía
  • Josefina y Justiona, las gemelas de pelo color naranja
  • Felicitas, la joven más hermosa de la ciudad.

1- Antigua tasca de cuchilleros: apariciones fantasmales en las calles de San Telmo

La Antigua Tasca de Cuchilleros (Carlos Calvo 319) es un restaurante parrilla que funciona en una de la casa más antigua de San Telmo construida en 1730, antes del Virreinato del Río de la Plata.

La calle de adoquines, sus techos de tejas, rejas, portales y ventanas coloniales, sus faroles y salamandras del siglo XIX y la arquitectura de un patio colonial , definen el estilo de este Monumento Histórico, que además encierra la trágica historia de amor de Margarita, hija del sargento Oliden, miembro de la Mazorca, la organización que apoyaba al gobernador Juan Manuel de Rosas.

La historia cuenta que su padre deseaba que se casara con Ciriaco Cuitiño, jefe de los mazorqueros. Pero Margarita se enamoró perdidamente del payador Juan Cruz Cuello y, desoyendo los designios de su padre, huyó con su amado.

Cuitiño, desairado, los persiguió hasta encontrarlos. Herida de muerte, Margarita falleció aquí mismo.

Dicen que en algunas madrugadas desde los muros de la Antigua Tasca, se escuchan guitarras de payadores, aún cuando las puertas del restaurante hace horas que están cerradas.

Antigua Tasca de Cuchilleros.jpg
San Telmo: La Antígua Tasca de Cuchilleros es una parrilla instalada en la casa más antigua de la ciudad.

San Telmo: La Antígua Tasca de Cuchilleros es una parrilla instalada en la casa más antigua de la ciudad.

2- Los extraños sonidos del jardín de Atis Bar

Atis Bar es uno de los bares más llamativos de San Telmo.

Emplazado en el casco histórico, queda en Perú al 1400 tiene un salón interior amplio y una de las más maravillosas terrazas de Buenos Aires.

Espacios con desniveles rodeados de vegetación, jardines colgantes y un mirador que encierra una intrigante historia que inspiró a la guionista y escritora Gaby Zárate para armar un interesante relato de ficción que transcribimos a continuación.

"Las Niñas de pelo color naranja, dos ánimas gemelas que recorrieron los claustros del convento que se cree que existió en el edificio, cuya construcción es circa 1890. No se sabe con certeza si las niñas, Josefina y Justina, habitaban los claustros junto a las monjas del convento o simplemente pasaron algunas temporadas allí.

"Se cree que recorrían las alas de la casona con camisones blancos, imitaban el sonido de los pájaros, comían frutos rojos y un día Justina se resbaló.Cayó por las escaleras como una muñeca. Una muñeca preciosa pálida y pelirroja y cómo un pájaro blanco extendió sus alas al cielo y voló hacia el infinito.

Josefina la vio desde la pequeña cúpula del convento, las hermanas gritaron. Se escuchó un aullido y los santos de la capilla despertaron de su sueño ausente. El cielo se volvió rosa púrpura para esperarla.

Aunque los años pasaron, todavía, en el caserón de San Telmo, cada tanto en la tarde el rocío se vuelve más amargo, el viento se vuelve más fuerte y la voz de Josefina parece escucharse entonando una canción para despedir a su hermana. La otra niña de cabellos color naranja, la niña que se fue.

Cuando el jardín de Atis comienza a florecer, aparecen en una de las enredaderas una delicadas flores naranjas que solo se dejan ver por la tarde a quienes logran imitar el silbido del colibrí".

SA-Telmo -Atis1.jpg
San Telmo: las paredes de Atis Bar encierran maravillosas historias, leyendas y sonidos.

San Telmo: las paredes de Atis Bar encierran maravillosas historias, leyendas y sonidos.

3- La fascinante leyenda de Felicitas Guerrero

La historia de Felicitas Guerrero transcurre al sur de San Telmo.

Si bien se ha convertido en leyenda, este relato forma parte de un capítulo trágico de nuestra historia: una mujer joven y hermosa proveniente de una familia aristocrática, entregada en matrimonio a un hombre mucho mayor que ella del que no estaba enamorada. Amor, dinero, celos, viudez y fortuna, una combinación que terminó

¿Quién era Felicitas Guerrero?

En el 1866 Felicitas era considerada la mujer más hermosa de Argentina y esta historia transcurre en el centro de Barracas, frente a la Plaza Colombia, donde hoy se encuentra la iglesia de Santa Felicitas, un impactante templo que la familia mandó a construir para homenajear la memoria de su hija mayor.

A pesar de su nombre, tuvo una vida corta y desdichada. Luego de casarse, a los 20 años con un hombre de 50, fallece Félix, su primer hijo, víctima de la epidemia de fiebre amarilla. Más tarde, Felicitas, de 26 años, enviuda e inmediatamente pierde un embarazo en curso.

Paradójicamente, Felicitas se perfilaba como una de las mujeres más ricas y deseadas de la nación; al tiempo que esquivaba el acoso sutil pero insistente de Enrique Ocampo (tío abuelo de las escritoras Victoria y Silvina), que la cortejaba desde adolescentes.

Una tarde, de camino a la estancia familiar, el carruaje que trasladaba a Felicitas queda varado en una tormenta y allí, bajo una cortina de la lluvia, hace su aparición un joven estanciero llamado Samuel Sáenz Valiente, que rápidamente la cobija en el casco de su estancia.

Felicitas cree haber encontrado el verdadero amor en Samuel. En enero de 1872, durante la presentación en sociedad de la flamante pareja, que tuvo lugar en Barracas, en la quinta de los Guerrero, aparece el inefable Enrique Ocampo, dispuesto a expresar su descontento con las buenas nuevas.

La leyenda indica que Ocampo y Felicitas discuten encerrados en la biblioteca de la mansión. Él dispara su arma y la bala impacta directamente en el omóplato de la joven, que cae herida de muerte. Inmediatamente se oye otro disparo y Enrique Ocampo muere.

Algunas versiones señalan que es el propio Ocampo quien se dispara; sin embargo otras sugieren que es ajusticiado por un primo de Felicitas. Lo cierto es que la joven muere horas después, la mañana del 30 de enero de 1872, luego de una penosa agonía.

Santa Felicitas1.jpg
San Telmo: la historia de la iglesia de Santa Felicitas en Barracas forma parte de un tour sobre los fantasmas al sur de Buenos Aires.

San Telmo: la historia de la iglesia de Santa Felicitas en Barracas forma parte de un tour sobre los fantasmas al sur de Buenos Aires.

¿Dónde está la iglesia de Santa Felicitas?

La familia encarga la construcción de la impactante iglesia, que aún hoy podemos visitar y en derredor de la cual se tejen historias que encierran ilusión, misterio y terror.

Lo cierto es que los vecinos de San Telmo y Barracas no pueden explicar por qué, a veces, las campanas de Santa Felicitas suenan incesantes en medio de la noche.

Además, hay quienes aseguran que cada enero, en la fecha de la tragedia, el fantasma de Felicitas deambula por los alrededores de la iglesia.

Las mujeres que buscan un buen amor, no dudan en encomendarse al espíritu de la joven y por las noches se acercan a la iglesia para anudar un pañuelo. Si a la mañana siguiente amanece húmedo significará que Felicitas secó sus lágrimas en él y en agradecimiento, atenderá el pedido.

Más noticias sobre San Telmo

San Telmo: 5 cafés históricos que tenés que conocer

San Telmo: 5 edificios que te van a sorprender

Buenos Aires: tres museos imperdibles de San Telmo

San Telmo: 3 museos imperdibles

San Telmo: 5 cosas gratis para hacer en el barrio

Temas relacionados

Deja tu comentario