ENCUESTA - SINGERMAN & MAKÓN

Turismo: ¿Qué condiciones ponen los argentinos para viajar?

Los argentinos ponen condiciones para volver a hacer turismo: evitan el riesgo sanitario, tanto en destinos como en productos, y postergan salidas hasta 2021.

La buena noticia es que la llamada “cuarentena más larga del mundo” por el Covid-19 no hizo mella en la cultura turística de los argentinos, que no sólo siguen teniendo las vacaciones como prioridad número uno de consumo para la pospandemia, sino que aumentaron en el último mes sus deseos de volver a hacer turismo.

Sin embargo, la tercera edición de la encuesta “Posibles Escenarios del Consumo y del Turismo Post Coronavirus”, realizada por el Estudio Singerman & Makón, deja en evidencia las condiciones que ponen los argentinos para pasar del deseo a la concreción de subirse a un avión. ¿De qué depende esa alquimia? ¿Tarifas de ganga matan miedo al Covid-19? ¿Volverán de inmediato a volar? ¿Irían a los mismos destinos de antes? ¿Qué privilegiarían a la hora de tomar la decisión?

La lectura del relevamiento a 1.655 personas ofrece respuestas –no siempre lineales- que son un insumo útil para que gestores y comercializadores turísticos se orienten en el camino hacia la recuperación.

Lea completo el 3º informe del Estudio Singerman & Makón

Embed

Turismo: crisis económica.

El inédito desplome de la actividad económica no da alas para soñar con una rápida conversión de deseos en realidades. Casi la mitad de los encuestados (46,1%) sostuvo que la crisis generada por la pandemia impactó en una caída de sus ingresos. No sólo eso, para el 18,2% la pérdida fue superior al 50%.

Para peor, los segmentos que más acusan el golpe de la merma de ingresos –y se profundiza respecto a informes anteriores- son los que antes de la irrupción del Covid-19 más viajeros aportaban: los empresarios/empleadores (-62,5%) y los trabajadores autónomos/emprendedores (-67,4%).

Obviamente, esto se traslada a un panorama muy sombrío en cuanto a la capacidad de ahorro, según se desprende del trabajo del Estudio Singerman & Makón. El 70,8% de los empresarios/empleadores señaló que esa posibilidad disminuyó o directamente hoy no existe. Peor escenario incluso se registra para los profesionales independientes (82,3%).

Dicho esto, no sorprende que sea el miedo a la evolución de la economía lo que más está frenando las expectativas de consumo de bienes y servicios. Es decir, es el recorte en el poder adquisitivo (45,6%) lo que más nubla las expectativas de los ciudadanos. Pero también el temor a una crisis económica derivada de la pandemia (20,3%) y a la falta de trabajo (13,3%) son elementos que vuelven más conservadores a todos los consultados.

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020.png
La pérdida de poder adquisitivo condiciona los consumos en general.

La pérdida de poder adquisitivo condiciona los consumos en general.

El sueño de volver a viajar.

En medio de ese tétrico panorama, el dato para ilusionarse es que los viajes son la prioridad de consumo número uno para la etapa pospandemia, seguido bastante lejos por “cultura y entretenimiento” y “restaurantes y gastronomía”.

O sea, el Covid-19 puede haber pulverizado las billeteras, pero no el deseo de viajar. De hecho, la cuarentena sigue aportando más leña a esas ganas. Más de la mitad de los encuestados manifestó que la situación de aislamiento social le generó un ánimo mayor de realizar un viaje (54%). La pandemia sólo disminuyó las ganas al 16% de los consultados.

En esta pregunta hay una dispersión considerable según el segmento etario. Entre los más jóvenes (17 a 30 años) sólo el 12% vio recortado su voluntad de viajar y más del 73% vio crecer sus intenciones de hacerlo. Incluso en el rango etario de los +60, muchos incluidos en el segmento de población de riesgo, hay una notable mejora en las ganas de volver a viajar. Hoy sólo el 17% registra una caída en su deseo de volar (a fines de mayo casi 1 de cada 3 señalaban una disminución de ese deseo).

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020 3.png
En más de la mitad de los casos el deseo de volver a viajar es aun mayor que prepandemia.

En más de la mitad de los casos el deseo de volver a viajar es aun mayor que prepandemia.

El miedo al contagio en los viajes.

Si bien la economía es y será el principal freno de mano para el consumo en general, el estudio de Singerman & Makón deja en evidencia que hay otras condiciones que ponen los argentinos para pasar del deseo a la concreción de subirse a un avión. De hecho, ya no es la pérdida de poder adquisitivo, el principal factor que afecta la decisión de viajar. Del último estudio surge que es el temor al contagio (34%) lo que más incidirá en la vuelta al turismo. Y es muy interesante observar cómo ese miedo condiciona no sólo el cuándo, sino el cómo se encaminará la recuperación.

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020 4.png
El temor al contagio es el principal freno para el retorno del consumo turístico.

El temor al contagio es el principal freno para el retorno del consumo turístico.

Año perdido para los viajes.

El dato más negativo para los destinos y empresas ávidas por salir urgentemente de la pesadilla del Covid-19, es que aun si la cuarentena se levantara la semana próxima, casi el 60% de las personas no realizaría un viaje hasta dentro de tres meses. De hecho, uno de cada dos no planearía una salida antes de 2021. Lo cual coincide con el hecho de que entre los encuestados que han tenido que realizar reprogramaciones, el 60% haya pospuesto sus programas para el próximo año.

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020 5.png
La

La

Ocuparse en la recuperación del turismo.

Mientras tanto, el mensaje para los destinos y operadores turísticos es claro: para el 51,3% de los encuestados el incentivo necesario para realizar un viaje es tener garantizadas medidas de seguridad sanitaria.

De hecho, pese a que el bolsillo es un gran límite para volver a viajar, los consultados no ven a lo económico como un incentivo clave. Los clásicos impulsores de la demanda hoy no son vistos como prioritarios: sólo el 23,4% citó a los planes de financiación como fundamentales y apenas el 11,9% habló de la necesidad de descuentos.

En ese contexto hay que leer la respuesta a la pregunta sobre si una fuerte reducción el precio de los viajes haría reconsiderar la posibilidad de elegir un destino considerado de alto riesgo de contagio. Para la mitad, por muy conveniente que sea la tarifa, no hay chances de visitar un sitio donde no esté garantizada la seguridad sanitaria.

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020 6.png

Más condicionantes sanitarios.

La priorización sanitaria tiene múltiples impactos en la forma en la cual hoy se piensa el retorno a los viajes. A diferencia de los relevamientos anteriores, los traslados en vehículo propio se erigieron como la alternativa más segura y la modalidad elegida para la mitad de los encuestados, desplazando a los viajes en avión (35%) que hasta ahora habían sido la opción predilecta.

A su vez, esto determina que haya una mayor aversión a los viajes de larga distancia (algo que hasta ahora no estaba tan presente en los estudios anteriores). Por ejemplo, sólo dos de cada 10 de los consultados dijeron que preferirían viajar al exterior, mientras que el resto se decantaría por destinos nacionales (de ellos, sólo el 30% realizaría viajes de larga distancia internos).

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020 7.png

Productos turísticos más elegidos.

Los productos turísticos más golpeados por la percepción de riesgo de contagio son los cruceros, seguidos de cerca por las Ferias y Congresos, y los eventos deportivos y artísticos. El sol y playa, el turismo rural y el de naturaleza –menos ligados a las aglomeraciones en espacios reducidos- trasmiten menor inseguridad.

3º edición Consumo y Turismo Post Coronavirus - Agosto 2020 8.png

Destinos para viajar hoy.

En este sentido, a la hora de elegir un destino la región de Patagonia, con Bariloche a la cabeza, sigue siendo el más citado para un próximo viaje. En segundo lugar figura la provincia de Buenos Aires, con Mar del Plata al frente.

Sin embargo, cuando se les pregunta por los destinos favoritos en el exterior aparece una evidente contradicción. Otra vez los clásicos ganan la pulseada con comodidad. Europa como región más deseada y España como el país en la mira para un próximo vuelo. Brasil, justamente uno de los principales epicentros de la pandemia, es el segundo lugar favorito, seguido de México.

Datos destacados

  • La pandemia sólo disminuyó las ganas de viajar al 16% de los consultados.
  • Más de la mitad de los encuestados viajarían recién luego de tres meses desde que se reabran los aeropuertos.
  • El 60% de quienes debieron reprogramar viajes los pospusieron para 2021.
  • El 51,3% de los encuestados considera que las garantías de seguridad sanitaria son el principal incentivo para volver a viajar.
  • El 49% opinó que el precio no compensa el riesgo de contagio que percibe en el destino.
  • La mitad de los consultados elegiría viajar en vehículo propio en los próximos meses.
  • El 75% elegiría un destino nacional cuando pueda volver a viajar.

Sobre el estudio

El estudio de Singerman & Makón se llevó a cabo del 22 de julio al 7 de agosto. La muestra incluyó 1.655 casos de todo el país, relevados por vía online a través de un cuestionario estructurado.

Temas relacionados

Posteá en tu Facebook