APERTURA

Apertura: nuevo local de La Parolaccia en Recoleta

La marca de gastronomía italiana La Parolaccia se recompone luego de la crisis de la pandemia y anuncia la apertura de su décimo local en Recoleta.

La Parolaccia, un clásico de la gastronomía italiana y mediterránea, sinónimo de calidad en los productos y la atención de excelencia en la prestación de servicio, se recompone de la crisis con una apertura en Recoleta.

¿Qué es La Parolaccia?

La Parolaccia es una marca gastronómica internacional que tiene 33 años en el sector. Nació en una trattoria italiana ubicada en el barrio de Trastevere, en Roma. Inspirados por este concepto en 1988 abrió la primera Parolaccia Trattoria en Argentina, en Barrio Norte. Hasta la fecha sumó 10 sucursales en Gran Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires.

Embed

¿Qué ofrece La Parolaccia Recoleta?

La nueva apertura cuenta con un sector al aire libre, amplio y confortable, que antecede a la entrada al restaurante. Este espacio dispone de grandes árboles, que rodean las mesas de mármol y sillas de metal dispuestas en el área; cada una resguardada por una sombrilla y calefacción individual, para la época fría del año.

En el interior se destaca una gran barra de mármol y una completa cava con botellas de vinos de etiquetas de renombre. En su propuesta gastronómica, las pastas son protagonistas. En sus preparaciones utilizan productos de primera línea, como pasta seca italiana y pasta sin TACC, burrata, mascarpone y aceite de oliva.

En su sección de “Antipasti” resalta el clásico de la casa, que incluye jamón crudo, bocconcini de mozzarella, tomates secos, gruyere, spianata, morrón, alcaucil, oliva y mortadela con pistachos.

Entre los principales sobresalen 19 pastas frescas, elaboradas de forma artesanal con ingredientes 100% italianos, como los Sorrentinos Gran Caruso rellenos de mozzarella y jamón cocido, gratinados con crema, jamón cocido, champignon, ave y pomodoro fresco.

Finalmente, para el momento dulce, La Parolaccia se luce con tentaciones como el Flan de claras con confitura de naranja, yogurt de vainilla, granola y almendra; el clásico Tiramisú al mascarpone o el Mousse di cioccolato, servido con crema chantilly y praliné de almendras.

Temas relacionados