Cuarentena, el día después

¿Qué conocer en un viaje al Norte Argentino?

Si bien desconocemos cuándo retomará el turismo a la normalidad, les preparamos una guía para un viaje al Norte Argentino, en este caso comenzamos por Jujuy, Salta y Tucumán.

El Norte Argentino está compuesto por Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja. En general, solemos tomar una parte para un primer viaje; y eso es lo que hicimos en esta oportunidad.

Aquí va, entonces, el primer capítulo de lo que hay que conocer en un viaje al Norte Argentino.

¿QUÉ VISITAR EN JUJUY?

-La Quebrada de Humahuaca: declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, a lo largo de 10 mil años fue el escenario de los desarrollos culturales de la región, constituyendo vía de interacción, y vinculando territorios y etnias distantes, desde el Atlántico al Pacífico y desde los Andes a las llanuras meridionales. Allí hay que detenerse en Purmamarca, con el Cerro de los Siete Colores; Tilcara, donde se encuentra el Pucará; y Humahuaca, la entrada a la Puna jujeña.

-Puna: salinas, estepas, planicies altiplánicas, lagunas rodeadas por montañas y poblados, son algunos de los ingredientes de la zona. Habrá que visitar la laguna de Pozuelos, declarada Reserva de la Biosfera; la Cuesta de Lipán, con curvas y contracurvas increíbles hasta culminar en las Salinas Grandes; así como los pueblos de Susques, Barrancas, Casabindo, Abra Pampa, La Quiaca, etc.

norte argentino jujuy.jpg
Los protagonistas de la Puna jujeña.
Los protagonistas de la Puna jujeña.

-Los Valles: ocupa la región centro-sur de la provincia, con paisajes de ensueño y un clima siempre agradable. Desde los distintos miradores, como el de Alto la Viña o el del Cristo de la Hermandad, ubicado en el cerro Las Rosas, se puede contemplar la belleza extraordinaria del lugar.

Lugares como Termas de Reyes, ideal para disfrutar de sus aguas terapéuticas; las Lagunas de Yala, para distenderse en las serenas aguas de sus espejos; los pintorescos poblados de Ocloyas y Tiraxi, distribuidos en un entorno de variada y densa vegetación casi selvática, invitan al descanso y al sosiego en un marco de extraordinaria belleza natural.

-Las yungas: el atractivo más conocido de la región es el Parque Nacional Calilegua, con 76.306 h. de nuboselva, uno de los ambientes protegidos de mayor biodiversidad del norte argentino. Algunas especies animales preservadas y en riesgo de extinción, como el yaguareté, el huemul y el lobito de río, se mezclan con la frondosa majestuosidad de su vegetación y una gran variedad de especies de árboles (cedro, tipa, cebil y palo amarillo, entre otras).

¿CUÁLES SON LOS IMPERDIBLES DE SALTA?

-Ciudad de Salta: Salta es una de las ciudades más pintorescas de Argentina. Las antiguas casonas con balcones con flores y las iglesias que datan de más de tres siglos atrapan a los visitantes.

¿Qué conocer? La Iglesia Catedral, la Iglesia San Francisco y Museo de Arte Sacro, el Convento de San Bernardo, el Cabildo Histórico, y el museo y los “Niños del Llullaillaco”.

-La Puna: la base puneña se encuentra entre los 3.800 y los 4.000 msnm., delimitada por volcanes que llegan a los 6.700 m. y plagada de salares. Entre ellos se encuentra el más grande de Argentina y el tercero en el mundo: el salar de Arizaro. Recorrer la punta es un circuito especial para aquellos que deseen adentrarse en la belleza agreste de la zona. Los poblados a visitar son: San Antonio de los Cobres y Tolar Grande.

Sur: tierra de gauchos y de tradiciones arraigadas, a la riqueza cultural de Salta se suma la geográfica, montes de tupida vegetación, ríos poblados de peces y aguas termales. En esta zona se organizan excursiones de ecoturismo, pesca, agroturismo y turismo salud. En grandes estancias dedicadas a la ganadería y al cultivo se recibe a los turistas, se organizan cabalgatas, visitas a tambos y a otros centros de producción agrícola.

wine-1761613_1920.jpg

-La Ruta del Vino: atraviesa paisajes muy llamativos como los de las quebradas de las Flechas y las Conchas y pueblos centenarios como Molinos, San Carlos, Seclantás y Cachi, con una enorme riqueza cultural que se expresa en la música y las artesanías. La variedad de colores en sus montañas, los pueblos típicos y la calidez de su gente la transforman en algo mágico.

Es la ruta del vino más alta del mundo, se encuentra en los Valles Calchaquíes y es el área de producción de vinos más importante de Salta. Presenta un clima seco y templado, óptimo para el cultivo y producción del torrontés y otras cepas como el cabernet sauvignon, malbec, tannat, bonarda, syrah, barbera y tempranillo. Las características geográficas y el clima le conceden al vino de la zona un gran carácter, fuerte personalidad y alta calidad con fragancias, coloridos y sabores únicos que les valen reconocimiento y premios a nivel mundial.

¿QUÉ SE PUEDE VER EN TUCUMÁN?

-San Miguel de Tucumán: quien visite la capital provincial deberá conocer la Plaza Independencia, el núcleo ajetreado de la ciudad, que alberga una catedral neoclásica y la gran Casa de Gobierno modernista. El Museo Casa Padilla, antiguo hogar de una prominente familia local, tiene arte y muebles del siglo XIX. Y, por supuesto, el Museo Casa Histórica de la Independencia, que conmemora la emancipación argentina del régimen español en 1816.

-Las yungas tucumanas: la paz y la infinidad de actividades en Yerba Buena, las lomas y quebradas de Villa Nougués, los cerros y la espectacular vista panorámica que ofrece San Javier y los bosques verdes y tupidos de Raco y El Siambón, son algunos de los atractivos. Además, es posible conocer el testimonio de una de las fábricas azucareras más destacadas de la provincia en el ex ingenio San Pablo y relajarse en un atardecer frente al dique El Cadillal.

Norte argentino tucuman.jpg
San Javier, un enclave en las yungas de Tucumán.
San Javier, un enclave en las yungas de Tucumán.

-Valle de Choromoro: a unos 50 km. hacia el norte de la capital tucumana, se encuentra este lugar que despliega el verde de los cerros y un clima agradable, huellas de culturas precolombinas, monumentos coloniales, yacimientos arqueológicos y un importante legado histórico. San Pedro de Colalao, otro imperdible; la réplica de la gruta de Lourdes, en Francia; y la Piedra Pintada, que posee más de 45 petrografías grabadas, constituyen nuevos rumbos.

-Valles Calchaquíes: son una tierra extraordinaria que ofrece miles de sorpresas con un encanto antiguo, donde historia, naturaleza, tradiciones, arqueología y mitos forman una alianza excepcional. Tafí del Valle, Amaicha del Valle, la ciudad sagrada de los Quilmes y Colalao del Valle, forman parte del circuito.

-Circuito Sur: Lules, Simoca, Bella Vista, Famaillá, Monteros, La Cocha y Concepción son los imperdibles de la zona.

También se encuentra el Parque Nacional Aconquija - Portal Campo de los Alisos, que protege una franja de Yungas en su piso altitudinal de Selva Montana, complementando como área protegida al parque biológico Sierra de San Javier y a la reserva experimental Horco Molle. En el parque provincial Aconquija, se pueden conocer los bosques naturales que se preservan, hacer pesca deportiva, caminatas, canotaje, recorridas en bicicleta y montañismo en un paisaje rodeado de yungas y selva.

Posteá en tu Facebook